Páginas vistas en total

sábado, 29 de octubre de 2016

Granada es tomada por los ciudadanos... contra la fusión hospitalaria. ¿Y nosotros?

Habreis visto en las noticias durante los días pasados la manifestación que hubo el 16 de octubre en Granada, multitudinaria, contra la fusión hospitalaria. Para resumirlo, en Granada hay dos grandes hospitales, y pretenden convertirlos en una sola área hospitalaria, de forma que las diferentes unidades estarían separadas en dos edificios que no están pegados, con el consiguiente trajín de pacientes para pruebas, interconsultas, etc.

Esto me ha hecho volver a reflexionar sobre nuestra propia área sanitaria. Hace escasos días hablaba de ello con un compañero, y le decía lo mismo que llevo diciendo años: que esto no hay quien lo gobierne.
Nuestra área sanitaria incluye los antiguos distritos de atención primaria Jerez-Costa Noroeste, y Sierra de Cádiz, más el área hospitalaria de Jerez. Para más complicación, hay algunos hospitales privados concertados, en Villamartín, en Sanlúcar de Barrameda, cuyos conciertos en la actualidad además, para colmo de complicaciones, están en el aire, o encima de la mesa, que para el caso, es lo mismo.

Hay más de 150 km desde una punta a otra del área. Hay 118 km desde la puerta de mi consultorio hasta la puerta del hospital, a donde en ocasiones hemos de acudir por diferentes motivos. La diagonal entera  sobre la provincia, desde Alcalá del Valle a Chipiona. Con centros de salud urbanos y rurales, de todos los tamaños imaginables. Unos sin guardias, otros con guardias; la mayoría presenciales, algunos aún localizadas, con lo que ello supone (mitad de precio, sin saliente, dificultad para cubrirlas). Algunos centros de salud tenemos como hospital de referencia uno que no es el de nuestra área sanitaria (Jerez), con las complicaciones añadidas. Es lo que tiene estar en los exrtremos de la diagonal.
Eso, hablando de Atención Primaria. Que está medio dejada de la mano de los altos directivos, cuyo tiempo y energías se consumen en el hospital, que les genera múltiples problemas y necesidades. Y como allí tienen sus despachos, pues les absorben, y ni nociones de lo que pasa fuera de allí.

Es un hospital complicado, Jerez, me parece.
Debe serlo cuando hace años que un gerente no visita nuestra Unidad. Pues no sé cuántos, pero mínimo seis años. El actual Director no ha venido, y la anterior, tampoco. Apenas conozco a nadie jerárquicamente superior a mi director de Unidad.

Cuando nos fusionaron, crearon un monstruo indomable. Si yo fuera jefa, me pararía a evaluar qué beneficios han sobrevenido de esta forma de organización. Igual sería hora de plantearse dar marcha atrás en algunas de las grandes decisiones.
Pero el consejero anda liado inaugurando cosas, a ver si tiene un ratito para mirar eso.

martes, 25 de octubre de 2016

#SAMFyC2016, ¿qué más cosas hicimos?

Bueno, hicimos no, hice, porque había tantas actividades simultáneas que es claramente imposible acudir a todas, al final una va decidiendo según intereses, gustos, apetencias o necesidades, a qué actividades se va acudiendo.

Viernes por la mañana, a primera hora no tenía nada previsto. Pensaba entrar al taller de arritmias y uso de antitrombóticos, que son los medicamentos que se usan para que la sangre no forme trombos, "pegotes", dentro de las venas y las arterias, y con ello evitando que se atasque la circulación.
Pero al parecer no fui la única con esa idea, porque cuando llegué a la puerta, estaba lleno hasta la bandera.
¡Mi gozo en un pozo!
No pasa nada, plan B. ¿Qué más está teniendo lugar en este momento?
Y me encontré con un taller que se llamaba "Sexualidad en 5 minutos". Vaya, para que dure más de cinco minutos, pero para abordar en cinco minutos. Que no es cuestión de hacer intrusismo a sexólogos o psicólogos, pero sí es posible, aprendimos, hacer un abordaje básico y tocar algunas nociones interesantes en poco tiempo. Además, fue importante recordar las dificultades que en ocasiones apareer para desarrollar una sexualidad satisfactoria durante o después de una enfermedad, y cómo diferentes tipos de enfermedades pueden afectar de diferente manera.
Fue interesante, realmente estuvo bien.
Mis pacientes saben, creo, que en mi consulta se puede hablar con bastante libertad de cualquier cosa. Muchos que lo han deseado lo han hecho, ciertamente al principio con un poco de pudor, pero luego más relajados, al sentirse cómodos. Eso me alegra mucho. Y así seguirá siendo, y mejor!

Después de unas fresitas de Huelva a media mañana (¡buenísimas! y los arándanos, y las moras, y las frambuesas...), bueno, improvisé. Que iba a entrar al taller de resolución de conflictos por la arteterapia (ya veis que el congreso tuvo una oferta muy variada...) pero hablando con mi compi Marisol, decidí entrar con ella a la mesa "Re-pensando la Atención Primaria", atraída por la presencia de Miguel Angel Mañez y de Sergio Minué, ya que no conocía a las otras dos componentes de la Mesa, sabia y animadamente moderada por nuestra compañera del grupo eSAMFyC Laura Carbajo.

Pero esta mesa, su contenido y sus reflexiones, merecen comentario aparte. Así que lo dejo para la próxima.

Di el día de actividades por cerrado con el único taller decepcionante: el de Detección de Maltrato en el Noviazgo Adolescente. Vale que hay que desmitificar el sexo en las relaciones adolescentes para hablar de ello y vivirlo en igualdad (bueno, a ver: ya de otras entradas sabeis que yo no soy muy partidaria de las relaciones sexuales entre adolescentes muy jóvenes, porque me parece que ni ellos físicamente, ni inteletualmente ni emocionalmente son maduros como para darle su valor ni su dimensión al acto sexual, pero la realidad es que existe piense yo lo que piense); que sí, desmitificar el sexo y hablar de ello con naturalidad. Pero el tema era la detección del maltrato en el noviazgo adolescente, y de eso ni palabra. Ni de detección, ni de maltrato. De adolescentes sí, y la ponente muy divertida en su disertación, pero yo no iba al Club de la Comedia.
Eso sí fue un poco fastidio, la verdad. 

sábado, 22 de octubre de 2016

Taller EMRD e Inauguración de #SAMFyC2016, luces y sombras

Ya os decía que no tenía un plan prefijado, pero tuve la suerte de encontrar plaza para entrar al taller de técnicas psicológicas para las enfermedades psicosomáticas.
Esas son las enfermedades en las que el problema psicológico se expresacon síntomas orgánicos. Son francamente desagradables para el paciente, y enormemente desesperantes para el médico: porque no les hallamos causa orgánica, y porque son difíciles de curar.
Y nosotros lo que queremos es curar a las personas.

Ea, pues hete aquí dos psicólogas sevillanas que, para entrar en materia, usaron un pequeño experimento para abrirnos los ojos y la mente: hay cosas que no vemos porque no estamos atentas a ellas, y su misión ese día era ni más ni menos que ampliar nuestras miras.

Profundizamos en el origen del trauma, que está tanto en la mente como en el cuerpo, la importancia de la vivencia del evento, y de la memoria de la vivencia del evento, que al final es la mantenedora del sufrimiento.
Una mención especial a los traumas de apego, y es curioso porque este año hice un curso sobre ello que fue totalmente novedoso para mí, y ahora vuelve. Las causalidades no existen, esto es por algo, ya lo veremos...

Conforme iba avanzando el taller, iba aprendiendo una nueva manera de mirar a las personas. Unas gafas nuevas para ver lo psicosomático, como aquellas gafas que aprendí a ponerme hace ahora un año para visibilizar la Violencia de Género en la consulta.
E iban desfilando por mi mente las caras de personas que podrían beneficiarse de esas técnicas que ahora iba aprendiendo que existen y funcionan...

Ya bien avanzada la tarde, empezaba la conferencia inaugural. Ocurre que suelen ir pocas personas, o esa es mi experiencia, y es que en ocasiones, al final de la tarde, ya cansados de una jornada de aprendizaje maratoniano, resulta ser un truño que aburre a una vaca. No nos engañemos, ha ocurrido, y seguirá ocurriendo.
Pero no en este caso. Para qué hablaros del Dr. Luis Gutiérrez Rojas cuando puedo enseñároslo. No es esta nuestra conferencia, ¡pero podeis haceros una idea! Anda, vamos a desdramatizar un poco el trabajo cotidiano, vamos a intentar reirnos un poco de nosotros mismos...
Le siguió la inauguración oficial, con la participación de las autoridades habituales. Por parte del SAS, nuestro consejero Aquilino Alonso. Que se deshizo en halagos para la Atención Primaria, incluso se permitió hablar en primera persona de plural, como si fuera uno de nosotros. Pues churrita, a ver si dotamos mejor económicamente, que de nada vale deshacerse en buenas palabras y palmadas en el hombro mientras que los € acaban en el medio hospitalario. Eso sí, ha mejorado el discurso desde el anterior que le había escuchado. No dijo "sinergia" ni "coyuntura", pero sí dijo "recorte". Ya nos vamos entendiendo.

 

martes, 18 de octubre de 2016

Clásicos del otoño

La vida es monótona y variada a la vez. Hay cosas que se repiten cíclicamente, pero en lugar de suponer una monotonía, un aburrimiento, son simplemente la confirmación de que todo vuelve.

Como vuelven las consultas por caída de cabello.

Como vuelven los consejos sobre la prevención del contagio de piojos.

Como vuelven los resfriados. No, lo siento. No hemos inventado nada nuevo este año tampoco. Los resfriados siguen siendo enfermedades víricas leves que sólo precisan el tratamiento de los síntomas si son muy antipáticos, para lo que el farmacéutico puede ayudaros; y paciencia, que es desagradable pero leve. No precisan tratamiento con antibióticos.

Como vuelve la campaña de vacunación de la gripe. Este año parece que las vacunas retrasan su llegada a los centros de salud, pero ya no pueden tardar mucho. De todas formas calma, que el verano ha sido muy largo este año. La vacuna protege de la gripe, no de los catarros, ¿vale? Son infecciones diferentes.
La gripe también es una enfermedad vírica que no se trata con antibióticos. Sólo sus complicaciones, a veces, necesitan tratamiento antibiótico, cuando aparecen; no valen tampoco para prevenir la aparición de estas complicaciones. Ah, y su indicación es potestad del médico, que es quien conoce cuándo hace falta: no los vecinos, ni las suegras, ni los cuñados. Por eso no debeis usar antibióticos que tengais en casa por vuestra cuenta, y por eso en la farmacia no se venden antibióticos sin recetas.

Con la gripe vienen los consejos de la televisión y otros medios de comunicación. Ningún alimento previene de los catarros o la gripe. Son saludables, eso es todo. Productos de herboristería y de homeopatía no tienen eficacia demostrada científicamente, con lo que no se puede decir si son útiles o no. Algunos argumentan para su uso que tampoco haen daño, lo que no es verdadero. Pueden dañar por sí mismos, o por omitir tratamientos que sí serían eficaces.
Es posible que este año nos libremos del marujeo sanitario televisivo, ya que está prohibido que den consejos de salud quienes no sean profesionales sanitarios.

Vuelven las consultas para justificar las ausencias a clase. No me repito, ya he hablado mucho sobre ello. Este año tenemos un documento informativo para que los padres lleven al colegio cuando se les exija la presentación de justificante médico. Por fin vamos a acabar definitivamente con esa polémica ancestral entre médicos y directores de centros escolares.

Aún los días son templados. Pero con el frío vendrán las reagudizaciones de la bronquitis crónica, de la insuficiencia cardíaca, del dolor articular. Cuidense del frío, que a nada favorece.

jueves, 13 de octubre de 2016

Las primeras lluvias del otoño y los accidentes de tráfico

En verano se queda pegado al asfalto los residuos de los neumáticos y de los humos, aceites que gotean, etc. Con el agua, la superficie se pone lamiosa y resbaladiza hasta que llueve lo suficiente como para arrastrar esa suciedad. Por eso las primeras lluvias del otoño son las más peligrosas. Añadiendo que a la mayoría le coge con los neumáticos más gastados del trajín veraniego, y con la vuelta al cole agotando el presupuesto, el cambio de ruedas de retrasa.

Por eso, hoy la recomendación de cuidadosa precaución en la carretera.

martes, 11 de octubre de 2016

Primer dia en #SAMFyC2016, #nosinevidencia y taller del adolescente

Bueno, saliente de guardia y después de un breve paso por Arcos de la Frontera, por un motivo que aquí no viene al caso, salí rumbo a PuntaUmbría. Nunca antes había estado allí, he de decir que el pueblo es un bonito pueblo de costa onubense como casi todos ellos, lindo, sí. Y con una zona turística que no veas cómo está montada, aunque he de decir que a mí no me gustan mucho esos resorts, que me va más lo de estar en el pueblo mismo.
Rápidamente instalarme, comer algo, para aprovechar la tarde. No tenía nada previsto, pero tuve la suerte de poder acceder al Taller del Adolescente, que se dividió en 3 bloques: Déficit de Atención e Hiperactividad, al que por desgracia llegué tarde; Trastornos de la Conducta Alimentaria, que es un tema ciertamente preocupante, pero sobre el que no se aportó nada novedoso. Está bien mantener el tema en la conversación, pero realmente fue más de lo mismo.
El tercer tema era las adicciones a Internet y Redes Sociales.
Eso sí fue más novedoso, y ciertamente preocupante. Ya se le encoge a una el corazón cuando se empieza la disertación preguntando al público "¿cuántos de ustedes podrían dejar el móvil apagado 24 horas?"
Bonita forma de enfrentarnos a nuestra realidad. Nos hemos hecho a ese aparatito que nunca está muy lejos de nosotros. Hasta nos vale para hablar, aunque la función teléfono ha pasado a ser sólo una más entre todas ellas. Navegadores de internet, mis almacenes en la nube (nótese el plural), mis redes sociales (existe el hiperplural?), múltiples aplicaciones que simplifican (¿seguro?) mi vida diaria personal y profesional, las cuentas de correo electrónico (de nuevo, otro plural)...
No. Yo no soy de las que dejaría 24 horas el móvil apagado. ¿Adicta? No lo sé, no creo. Simplemente le saco utilidad. Sustituye al portátil en muchas ocasiones, lo que mi espalda agradece. Si algún día lo hago, os contaré si apareció síndrome de abstinencia.
Pero ciertamente es un problema para algunos, cuando la tecnología sustituye algunas otras facetas buenas y saludables de la vida, o necesarias incluso: amigos, familia, trabajo, estudios. Cuando alteran el comportamiento, la alimentación, el descanso. Cuando condicionan nuestras decisiones.
En resumen, cuando es el juego, la red social, la que DOMINA y CONTROLA la vida.
Internet en sí mismo no es malo, ni los móviles, ni las aplicaciones. Es el uso que se haga de ellos, que son simples herramientas.
Se supone que somos los adultos los que hemos de ayudar a los adolescentes y niños en el buen uso de estos recursos, pero la realidad es que no todos están/estamos preparados para ellos. Nos faltan conocimientos, o interés. Por desgracia, a veces, falta conciencia de la importancia.
Así que chicos, a ponernos las pilas.
Somos los padres, educadores, sanitarios, los que hemos de liderar el control en el uso de las tecnologías. Hemos de aprender sobre su existencia, su utilidad, su seguridad. Precauciones sobre identidad, geolocalización, delitos telemáticos, que hemos de conocer para advertir sobre ellas a nuestros menores para que naveguen, nunca mejor dicho, en aguas mansas.

Para finalizar, ¿por qué me refiero de nuevo a #nosinevidencia?
Recordareis que hace unos meses os hablé de esta inciativa que se desarrollaba en Twitter, liderada por Vicente Baos para defender el rigor científico y luchar contra el avance de las pseudociencias.
Con gran decepción me encuentro en el programa del congreso una mesa sobre "medicina integrativa".
No entré. Me niego a dar visibilidad y público a una mesa que creo que no ha de tener cabida en el congreso autonómico de una sociendad científica.
 
Porque no hablamos de terapias no farmacológicas, ni de técnicas psicológicas, hablamos de una corriente que pretende obviar el método científico que legitima la toma de decisiones en la medicina tradicional, y encima tiene la desfachatez de proclamar que los que los rechazamos lo hacemos debido a nuestra ignorancia.
Si al menos hubiera sido un debate, y no una mesa de "escucha y acata"... pero los que almacenan la sabiduría no parecen nunca estar dispuestos a enfrentar un tú a tú con los ignorantes que nos ceñimos al método científico y sus garantías.
Aprovecho para invitarles a leer la noticia del niño inglés autista que está ingresado en la UCI con serias alteraciones metabólicas debidas a tomar al menos 12 suplementos alimenticios indicados por un naturópata (me niego a poner el título de médico delante)





domingo, 9 de octubre de 2016

#SAMFyC2016, el empujón de otoño

Parece que se va cumpliendo un patrón. En verano siempre aflojo el número de entradas en el blog, supongo que entre la mitad de las vacaciones, y el cambio de ritmo y hábitos diarios, me desconcentro.
Además, especialmente este año ha sido poco prolífico... creo que voy un poco dispersa de intereses y ocupaciones. Me parece que me está pasando lo de "quien mucho abarca, poco aprieta", y hace ya mucho que cesó el fantástico ritmo de dos entradas semanales que llevé una temporada.
Por este bajón pido disculpas a quien haya decepcionado, y haya dejado esperando publicaciones que no llegaron.
Ayer volví a casa después del Congreso SAMFyC 2016 en Punta Umbría.
Como otros años, como otros congresos, con la mente cargada de nuevas ideas, entusiasta y positiva. No muy descansada, ya que sigo siendo una jartible que va a los congresos para ir a los congresos.
Así que, aparte de retomar la Tríada neurológica que se quedó a medias (a tercio, realmente, queda la entrada de Parkinson y la de Demencia), iremos desgranando en proximos dias las ideas, los pensamientos surgidos del reciente congreso.
Un saludo a todos