Páginas vistas en total

sábado, 28 de noviembre de 2015

16 días de activismo contra la Violencia de Género



Ya os hablé hace unos días del curso que hice sobre el abordaje de la Violencia de Género, y parte del trabajo a realizar es ese collage que veis arriba. Para cuando esto se publique, ya estará entregado y evaluado. Refleja buena parte de lo que no debemos olvidar: que la violencia de género no es más que la cúspide de una pirámide cuya base es la cultura androcéntrica en la que vivimos, que sustenta los estereotipos de género que dan lugar a la discriminación como fundamento del pensamiento machista; que no todo el maltrato es el físico, y en ocasiones no es el peor; que los avances tecnológicos también se usan como una herramienta más del maltratador; y que hemos de comenzar por no aceptar los gestos machistas del día a día. 
Ya pasó el 25 de noviembre, Día Internacional contra la Violencia de Género. Pero este año la campaña de Naciones Unidas dura hasta el 10 de diciembre, Día Internacional por los Derechos Humanos.
Pintemos el mundo de naranja.
Hay salida
016

martes, 24 de noviembre de 2015

Vacuna de la meningitis B. Pediatría 1-0 Salud Pública

Sí, como el resultado de un partido de fútbol. Así veo lo que está pasando con la vacuna de la meningitis B famosa que está en la polémica actualmente.
Yo, como siempre, voya daros mi punto de vista sobre la situación, con mi crueldad habitual. Me declaro ausente de conflictos de intereses, y por tanto, de pelos en la lengua.

La vacuna de la meningitis B no se ha incluido en el calendario vacunal obligatorio y gratuito porque no tiene demostrada eficacia en cuanto a reducción de la enfermedad, por tanto de sus secuelas y de su mortalidad.
Sale a mercado de forma experimental, basada en resultados intermedios: es decir, que hasta ahora ha demostrado que es capaz de inducir en el organismo la fabricación de anticuerpos, solamente.
Y no tiene estudios de seguridad suficientes, todavía.

Es decir: te la pones, el cuerpo fabrica anticuerpos (que es para lo que se pone). Pero no está demostrado que esos anticuerpos sean capaces de evitar que se sufra la enfermedad, por tanto sus secuelas o morir de ellas; ni tampoco se sabe qué perjuicios puede causar.
Hay nociones de que la protección dura unos cinco años. Pero que tampoco está claro, oiga.

Por eso el Ministerio de Sanidad NO la incluye en los calendarios.

Lo que quisiera yo saber es qué tiene la Asociación Española de Pediatría con Novartis, el laboratorio fabricante, para recomendar la vacuna, que vale la friolera de 400 y pico euros.
Yo no digo ná de ná, pero es la misma Asociación Española de Pediatría que colma de bendiciones a las galletas dinosaurio, que por lo visto son de lo mejor para la salud cardiovascular. No sé cómo es que aún no han dicho que te comas una galleta dinosaurio en vez de tomarte el Adiro después del infarto, vaya. OJO!!!! Esto es pura ironía. Que nadie deje el antiagregante y se ponga a comer galletas!

Las recomendaciones de la asociación de pediatras están aportando al laboratorio un montón de pequeñas cobayas, vuestros hijos, para conseguir enormes cohortes para los estudios de eficacia y seguridad que aún no han presentado. Y gratis, pagais vosotros, los sufridos padres que vivís amedrentados por la amenaza que la asociación vierte sobre vuestros hijos en forma de meningitis.  Sin deciros que nada pueden informar sobre la amenaza de efectos secundarios o secuelas permanentes, sobre la eficacia verdadera, sobre cuándo revacunar, en caso de demostrar algo.

Lo mismo que ya pasó con la vacuna del rotavirus, 200 y pico euros. Pero no se les ocurrió deciros que para evitar la transmisión de un virus lo mejor, lo más  seguro y lo más barato es LAVARSE MUCHO LAS MANOS.

Y ahora, aplíquese el consejo a catarros, gripes, conjuntivitis, gastroenteritis y otras.
Mi posición actual, mientras no se demuestre lo contrario, frente a la vacuna de la meningitis B: NO.

sábado, 21 de noviembre de 2015

Una pequeña aclaración sobre el tema de las carnes rojas

A ver, queda una idea por ahí flotando un poco loca.

Nadie, ni la OMS ni nadie ha dicho que la carne sea comparable en peligrosidad con el tabaco, o el amianto.

Eso es un problema de interpretación del informe. Voluntario, o no, eso ya no lo sé. Pero vamos a aclarar las cosas.

Carnos procesadas, tabaco y amianto están en el mismo grupo de CERTEZA respecto a la relación de la sustancia con el cáncer. Habla de fuerza de la evidencia de los estudios que lo demuestran. No que sean igual de peligrosos, sino que hay la misma seguridad de que sean dañinos.

Es obvio que el grado de peligrosidad es infinitamente inferior para carnes procesadas que para las sustancias tóxicas nombradas. Supongo que eso no escapa a nadie, pero por si acaso.

Si vas a seguir fumando, come lo que te dé la gana. No seas incoherente.

martes, 17 de noviembre de 2015

La paranoia de las carnes rojas

Ya han pasado unos días, y las aguas han debido volver a su cauce. La mitad ya no recordará que hace dos semanas el bacon y las salchichas Frankfurt del súper eran los nuevos asesinos silenciosos. Que pasamos 72 horas entre la paranoia y los chistes jocosos.

¿Podemos ya hablar con normalidad?
Porque no vamos a decir nada nuevo.

Que la dieta más saludable es la mediterránea, fundamentada en verduras, frutas, cereales y legumbres; con más pescado que carne, y más carne blanca que roja.

¿Cancerígeno? Y antes que eso, dañino desde el punto de vista cardiovascular: si sobrevives al Ictus o al Infarto, te matará un tumor. ¿Es eso de lo que está medio país espantado?

Es dañino el exceso de comida procesada, carnes o de cualquier otro tipo. Por las sustancias añadidas en el mismo proceso de manipulación, envasado, comericalización. Por dañino, también lo es el exceso de antioxidantes y hay gente que va como loca a por suplementos y vitaminas.

La virtud está en el equilibrio.
Jesús, un amigo al que hace ya algún tiempo que no veo, lo decía muy bien: "casi todos los problemas de este mundo son por demasiado, o por demasiado poco".

Moderación y sentido común, amigos. Eso es todo

sábado, 14 de noviembre de 2015

Manipulando desde el miedo

Por circunstancias que ahora mismo no interesan, estos días estoy escuchando EuropaFM más de lo habitual, así que también escucho la publicidad de radio distinta de la habitual.
Hoy a mediodía, volviendo a casa, me he quedado estupefacta con lo que hay que oir.

"Una de cada 8 mujeres sufrirá un cáncer de mama a lo largo de su vida". Para ello, en un anunio patrocinado por LaSexta y Fundación Axa recomiendan acudir al ginecólogo al menos una vez al año a todas las mujeres. "A ti, mujer", dice el anuncio.

Una de cada 8 significa 12.5%. Sin embargo, la literatura científica maneja la cifra del 8% de menores de 75 años. Lo que arroja una cifra sensiblemente menor, porque algunas viviremos más allá de los 75 años y nos cargaremos la estadística.

Si te consideras una mujer, de cualquier edad, allá vamos, al ginecólogo.

Esto es terrorismo publicitario.

El riesgo de sufrir cáncer de mama aumenta con la edad, concretamente con los años de exposición a estrógenos, con el número de embarazos, con los tratamientos hormonales, amén de la exposición a tóxicos como el tabaco, el alcohol, pesticidas y otros venenos, radiaciones, el hecho de haber tenido un cáncer previamente, o mujeres con cáncer de mama en la familia, la influencia genética...

Por eso no se puede generalizar. ¡Por eso los programas de detección precoz no comienzan con la primera regla! Según los factores de riesgo, se puede seguir el programa de detección precoz estandarizado, que en España empieza a los 50 años, o requerir de vigilancia especial.
Más allá, hay estudios científicos que demuestras que la exploración mamaria no mejora el diagnóstico, ni la supervivencia, ni la mortalidad.
Por eso, poco puede aportar que vayas al ginecólogo a que te explore.
La mamografía es la prueba de detección precoz. Radia. Mucho. Por eso hay que medir cuántas mamografías es "seguro" indicar. Si fuera inofensiva, seguro que nadie tendría problema en comenzar a hacerlas mucho antes. Pero no lo es, en muchos aspectos, como antes hemos hablado, y me temo que volveremos a hablar.
Ni siquiera es la prueba más fiable para valorar la mama antes de los 40 años. La mama, las glándulas cambian con el paso de los años.

Ni las exploraciones, ni las mamografías indiscriminadas, ni el miedo que generan estos anuncios aportan nada bueno.

Me gustaría que los medios de comunicación se implicaran en el contenido de sus anuncios, en vez de poner la mano y coger la pasta sin más. Ello ayudaría a acabar con la falta de ética en la publicidad.
No es secreto que La Sexta no es mi cadena de televisión favorita. Pero encima es que no dejan de "sorprenderme". ¡Me asquea!
Y encima, por si fuera poco, al ginecólogo. A tu médico de familia, que le den bolilla, que total, como si fuera el de mantenimiento...
Otro paso más en contra de un sistema sanitario basado en una Atención Primaria empoderada, fortalecida, eficiente y resolutiva. Los médicos de familia mejor formados de Europa, del mundo diría yo, relegados al mero papel administrativo al servicio de los otros especialistas, por boca de una cadena de televisión y una Fundación con buenas intenciones, se supone, pero muy poco tino.
No me gustan. No me representan.
¡Y van de modernos! Terminaré vetando La Sexta como veté a Miley Cyrus. Al tiempo.



martes, 10 de noviembre de 2015

Más vale prevenir no siempre es buen consejo

Vaya tela el daño que ha hecho el programa ese que echaban los sábados por la tarde cuando yo era chica.
No siempre vale más prevenir, no a costa de cualquier cosa.
Ni vale cualquier consejo de cualquier persona.
¿Por qué digo esto?
Porque hace unos días se ha celebrado el Día Internacional del Cáncer de Mama. Que suena fatal, siempre me parece que se hace un homenaje a la enfermedad, dicho de esa manera.
En fin, un día de concienciación sobre la enfermedad, las consecuencias, las secuelas.
En mi pueblo se ha celebrado por primera vez una marcha con este motivo, organizada por el Ayuntamiento y promovida por mi amiga Miriam Nieto, que lleva además el grupo de gimnasia de mayores, entre otras cosas.
Además, ha conseguido que se hable de ello, ayer mismo en una reunión de amigos, y hoy estoy escribiendo estas letras. Con lo que el evento ha conseguido su objetivo.

La marcha fue un éxito de asistencia y participación, culminó con un encuentro en la Plaza del Ayuntamiento donde el grupo de gimnasia hizo una coreografía, y algunas enfermas dieron su testimonio.

Pero una de las mujeres aconsejó a las presentes que fueran todas, de cualquier edad, de 20, 30, 40... todas las décadas nombró, hasta las de 70; a hacerse mamografias.
Un testimonio es contar cómo te fue a ti, qué te ayudó, qué te motivó, qué te hizo sufrir, cómo te lo encontraste.
Pero para dar consejos médicos... ni los médicos nos ponemos de acuerdo.
El programa de detección precoz del cáncer de mama es diferente en diferente países. En España es de los 50 a los 70, cada dos años. No tienes que pedirla, ellos te mandan carta con cita. En otros países comienza antes, o acaba antes o después, o es anual.
Pero... esto ya lo he escrito antes.
Hay estudios que dicen que no reduce la mortalidad, sino que aumenta la supervivencia, que no es o mismo. Que hay que hacer un montón, mil mamografías para salvar una vida. Que de esas mil mamografias, algunas darán positivo, pero 22 de cada 100 serán falsos positivos: es decir, se dará por enfermas a mujeres sanas.Se les hará biopsias, pruebas, y se operarán de cosas que nunca comprometerían su vida.
Parece además que tiene más validez de los 60 a los 70 que de los 50 a los 60.
Y las mamografias radian una barbaridad, como 20 radiografias de torax. 

Así que de nuevo digo:
que no cualquiera puede o debe dar consejos médicos, aunque sea paciente.
y que el programa de detección precoz de cáncer de mama no es infalible (¿ponemos ejemplos de casos confirmados que la mamografía del programa, reciente, no detectó? ¿ponemos ejemplos de mujeres que se operaron y al final no fue nada?) y es bastante posible que requiera modificaciones. y que se hagan.

sábado, 7 de noviembre de 2015

Venderse por un plato de lentejas

Eso es lo que ha hecho ese médico que habla por la radio. Como se llame, que yo no lo sé.
Pero Lucas, mi paciente, sí lo escuchó.
Lucas toma una estatina porque tuvo un infarto hace 3 años, y tiene 54. A una dosis bajita, porque en mi opinión no necesita más, ya que las cifras de Col-LDL (el colesterol malo, vamos) no requieren más. 
Y escucha por la radio la otra mañana a un médico, y con lo que dijo viene a preguntarme para plantear un cambio de medicación.
El mediquito, medicucho o médico prostituido a la industria, o a la pasta, hablaba de una pastillita, Oxicol, como alternativa a las perversas estatinas, llenas de efectos secundarios, que los médicos tradicionales damos a nuestros pacientes a tomar. 
Esa no, esa es natural. Y no tiene efectos secundarios. Pero efectos de los buenos, todos. Dice.

Y claro, Lucas quiere que le cambie su estatina por esa pastilla maravillosa que yo debiera conocer.
Pero no la conozco!
Hummm eso ya es sospechoso. Estudio bastante, creo, desde luego mucho más que muchos otros, y no he oído hablar de ella.
"Será por no recibir ya representantes de laboratorio, que no me entero de nada" me digo a mí misma.
"Pues lo busco en internet"

Agarro el móvil, porque el SAS no ofrece una navegación ni libre ni de calidad; y busco "Oxicol". Ahí está, pues existe! 
Un producto de venta libre en farmacia, destinado al control de las cifras elevadas de colesterol, que contiene....
TACHAN
TACHAN
TACHAN TACHAN TAAAAACHAAAAANNNNNN


Lovastatina "natural".

Eso sí, natural, dice, hay que ser cínico. Como alternativa a la estatina, otra estatina, acompañada de extracto de uva y de olivo. 

Me pregunto, entonces, si es lovastatina, cómo se puede vender bajo el nombre de complemento alimenticio. Se lo tengo que preguntar sin falta a @ScientiaJMLN, que de esto sabe más que nadie que yo conozca. Y él, amable y dispuesto, me explica que el componente es Monacolina K, natural, y con health claims favorables: es decir, la autoridad europea en seguridad alimentaria confirma el efecto favorable sobre el control del colesterol "malo".
Pero entonces... ¡no es lovastatina! ¿Por qué dice que lo es? ¿por qué dice que 10 mg equivale a 80mg de lovastatina? qué estudio científico avala eso? ¿por qué no hay bibliografía aportada a la información para profesionales?

En resumen, que el producto, su ficha técnica, y su publicidad, desde mi punto de vista, apestan. Siento la expresión, es que yo no sé jugar con las palabras como ellos.

Moraleja: no se fien de todo lo que digan los medios, aunque lo diga un médico. Seamos críticos, informémonos bien y formemos nuestra propia opinión. Y si dudas, como Lucas, a tu médico de familia, al que conoces, en el que confías. 

martes, 3 de noviembre de 2015

Pido perdón

La semana pasada he estado algunos días fuera de la consulta, haciendo un curso sobre el abordaje de las víctimas de violencia de género. Aviso ahora que estamos a tiempo, que está entrada va a ser bastante dura, no apta para oídos sensibles.
Y para saber qué hacer cuando atiendes a una victima de la violencia de género, primero hay que saberlo, cosa que no siempre es evidente.
Es así. Cuando llega una mujer con una lesión física, y te dice que su pareja o ex-pareja se la ha causado, es muy fácil saber qué hacer.
Pero todo puede ser mucho más complejo. He aprendido a conocer muchas formas de violencia. He aprendido a ver indicadores, pistas que me pueden hacer entender que algo está pasando en esa casa. Que la persona que tengo enfrente está luchando contra su miedo, contra su vergüenza, contra su ignorancia a veces, intentando sobrevivir a su propia vida.
He aprendido que también hay hombres maltratados, física, psíquica, social, ambientalmente, como las mujeres, y es que también hay mucha hija de puta suelta, pero no es violencia de género, es otro delito, porque no se sustenta en el sometimiento y en la inferioridad de un género bajo el otro.

No he podido evitar mirar muy atrás y aprender mucho del pasado. No ha sido fácil, ha sido bastante doloroso, pero como nada pasa porque sí, pues debe ser que tenía que ser ahora, y con estas personas. Y por ello me siento bendecida, porque sin "ellas y José Antonio" nada hubiera sido lo mismo.
A lo largo de las horas del curso, y durante esos días y desde entonces, he recordado palabras que he oído en la consulta, y fuera, tan similares a lo que estaba aprendiendo a ver durante el curso, a identificar como violencia.
También he recordado palabras que he dicho. Y las que no he dicho.
Me hace escribir estas letras la necesidad de pedir perdón por no haber sabido ver, y prometo no volver a quitarme las gafas. Espero tener la oportunidad de volver a veros con otros ojos, poder apoyaros y ayudaros más. De hacerlo mejor. Perdóname, Mónica, Lola, Mª Carmen, Teresa, Rosa, Juana, Elena, Isa, no importa cuántos nombres, reales o imaginados, escriba aquí. Jacq, me alegro que estés donde estás, has salido ganando desde todos los puntos de vista.
Iré encontrando las palabras que dije, las que no dije, lo comprenderé todo, y dejará de doler.

Pero hay una cosa que es fundamental y que tenemos que hacer entre todos, y es comenzar a debilitar la estructura machista de la sociedad en que vivimos, el sustento en el que el maltratador cree que se legitima su comportamiento, ese con el que cree que es su derecho y su deber someter a la mujer con la que se empareja.
Es no tolerar los pequeños machismos del día a día, que por frecuentes se dan por normales, y que tejen esa desigualdad. Es no aceptar unos determinados roles por el hecho de ser mujer si no son de tu gusto, y no imponerlos a las mujeres, si eres un hombre.
Las mujeres no somos dulces y generosas, hacemos bizcochos y disfrutamos cuidando animalitos heridos. Ni pasamos el día esperando a ver qué se os ocurre que hagamos para haceros felices, fuera y dentro de la cama. Al menos no todas. Y mucho menos todo junto. No nos gustan los piropos de cualquiera, y los más claramente sexuales son ofensivos. Nos gusta la diversión, y el sexo, igual o más que a vosotros. Y no, las tareas domésticas no son divertidas. Los hombres lloran, expresan sentimientos, y valen para mucho más que para mover muebles. No os necesitamos para que nos saqueis a los sitios, pero nos gusta salir juntos. Tampoco todos son así, ni iguales...
Empecemos por acabar con esto, y no será tan lejano el día en que se acaben las mujeres muertas a manos de sus parejas o ex-parejas. En el momento que escribo esto, 3 en las últimas 48 horas.

También he de decir que encuentro aborrecibles las mujeres, y las parejas, que las hay, que pervirtiendo el sentido de la ley, acusan falsamente de violencia de género para obtener un beneficio económico, para ganar ventaja en las condiciones del divorcio, o simplemente para joder. Deberían ser humilladas públicamente como hacen con el otro, atentando contra su prestigo y su honor, y obligadas a pagar siete veces las costas judiciales: una vez se pagan las costas, y las otras seis financiaran la atención a mujeres que de verdad lo necesitan, y cuya demanda de ayuda se desprestigia con su actitud egoísta y manipuladora..
Y vosotros, los hombres, los buenos, sois los primeros interesados en esto para que no se os meta a todos en el mismo saco. Y las mujeres maltratadas dejarán de temer que se las avergüence con la sospecha de una denuncia falsa.

Hay mucho por hacer. Mucho. Todos.