Páginas vistas en total

sábado, 29 de junio de 2013

Cristina quiere escribir

y me parece una idea genial. Cristina es una chica inteligente, y responsable, dicen, y dicen también que le gusta escribir y que escribe bien.
Y yo pienso que hay que ayudar a que las personas se realicen con las actividades que les apasionan.
¡Ay las pasiones!
Lo que nos mueve, al final, lo que mueve el mundo. Tener algo que te apasione te hace sentir vivo, notas la adrenalina que te corre por las venas, te causa emociones y sentimientos. Te da un motivo para seguir adelante con todo, incluidas las dificultades que tu pasión presente.
Es que la pasión no sabe de racionalidad. Nos lleva a luchar contra la corriente, por lo que parece imposible, y a mí me encanta decir "lo imposible sólo tarda un poco más". ¿que es difícil? ¿que cuesta trabajo? Bueno, más enriquecedor es el reto, y mayor es la satisfacción cuando alcanzamos el éxito.
La pasión es lo que hace vencer la pereza, el miedo, la incertidumbre, la inercia; el apasionado o la apasionada merece nuestra admiración y nuestro apoyo.

¿Por qué hablo de esto en un blog de salud?

Porque la salud incluye la salud emocional, y el hombre sin pasiones no es sano emocionalmente, es una "papa en un cubo". Y una papa en un cubo tiene, demostrado científicamente, menor esperanza de vida, y más probabilidad que el resto de la población de morir por cáncer o por un evento cardiovascular. Así que tampoco es sano físicamente prescindir de las pasiones. Por no hablar de la monotonía y la dejadez que nos acercan a la ansiedad y a la depresión teniendo el norte perdido, así que tampoco es sano mentalmente. Todos los aspectos de la persona están interrelacionados, se influyen positiva y negativamente.

Y a mí me apasiona la gente apasionada, por eso me emociona que Cristina quiera escribir. Por eso esta entrada del blog es para ella, para darle las gracias por tener una pasión, por emocionarme; y para ayudarla a desarrollar su habilidad y su arte.

http://polisemias.com/ficha-de-inscripcion/

En ese vínculo puedes inscribirte en talleres de escritura creativa. El arte con técnica alcanza su máxima expresión.
 
http://www.escueladeescritores.com/archivos/cursogratuito.pdf

Éste es un curso en versión pdf para que lo descargues y puedas trabajar offline.

http://es.scribd.com/doc/5186372/Curso-gratuito-de-escritura-creativa

Éste es otro curso descargable, por si te gusta más.


Y escribe mucho, y lee mucho. Me encantaría saber algún día que tienes un blog y podemos leerte. Felicidades, eres rica. Tienes una pasión.

miércoles, 26 de junio de 2013

Adiós curso, comienzan las vacaciones de verano

Ayer acabó oficialmente el curso. De forma más o menos merecida, empiezan casi tres meses de vacaciones para un montón de chicos y chicas de Primaria, Secundaria, Bachillerato y la Universidad.
Y digo de forma más o menos merecida, porque los habrá que han trabajado más que otros durante el curso, independientemente de los resultados: unos se han dejado el hígado, otros se han apretado al final, algunos han ido a ralentí el año entero, los menos apenas han hecho nada de mención, incluso habrán tirado la toalla en los últimos meses viendo que el año ya no tenía salvación.

De una forma u otra, ¿qué habéis pensado hacer este verano?
Aunque se levante uno/una más tarde, se descanse más, etc, quedan un montón de horas en el día. De forma relajada, vale, pero habrá que llenar esos días de algo, ¿no?

Algunos quizás vayan a un campamento unos días. Eso siempre es bueno, haces nuevos amigos, a veces en un sitio al que no habías ido antes. Con un plan de actividades, nuevas o conocidas, que hacen esos días interesantes. Se aprenden cosas, y siempre se aprende autonomía al estar lejos de la protección parental.

Otros irán de vacaciones con su familia o con amigos, los más mayores. ¿Vacaciones de descanso o turismo cultural? Ambas opciones tienen sus ventajas e inconvenientes, depende de las necesidades e intereses de cada cual. Y si vas al extranjero, siempre tiene el aliciente de aprender algo o practicar algún idioma.

Aprender o retomar alguna actividad abandonada durante el curso por falta del tiempo es otra posibilidad. Hacer deporte, aprender a coser o a tocar un instrumento, da igual lo que hagas, mientras que sea placentero. Al fin y al cabo...¡estás de vacaciones!

Pero tampoco está de más plantearse hacer algo por lo demás, ahora que tienes tanto tiempo libre por delante. Colaborar algo más con las obligaciones de tu casa, acompañar a tus abuelos, cuidar de tus hermanos pequeños, hacer voluntariado en alguna asociación. No sólo me refiero en cuanto cuidar a personas enfermas o desvalidas, las hay que buscan voluntarios para cuidar animales, o para proteger la naturaleza, monitor de tiempo libre en tu localidad o en un campamento... si buscas, no es difícil encontrar dónde participar.

Nos encantará saber de tus planes, tanto si buscas como si ofreces. Comenta en esta entrada, tal vez se convierta en punto de encuentro para personas con intereses compatibles, ¡prueba!

sábado, 22 de junio de 2013

Terminó el Taller de Fibromialgia de Escuela de Pacientes en Alcalá del Valle

Durante las tres últimas semanas, hemos tenido en el Centro de Salud de Alcalá del Valle los martes por la tarde a las formadoras en Fibromialgia para la Escuela de Pacientes. Vienen de Olvera, y aunque Chari ha repetido (ya fue formadora en este taller en la convocatoria del año pasado), este año hemos echado de menos a Inmaculada, que por circunstancias personales no estaba disponible. Desde aquí le dejo un saludo y le mando un beso enorme. En su lugar Ana ha acompañado a Chari, una mujer simpática y entrañable, alegre y dinámica.
La asistencia en esta edición ha sido extraordinaria. Catorce mujeres procedentes de Setenil de las Bodegas y Alcalá del Valle, diagnosticadas de Fibromialgia, han acudido para compartir su vivencia con la enfermedad con la intención de ayudarse unas a otras.
Sólo eso de por sí ya me parece encomiable, dar a otros, en ocasiones desconocidos, un bien que nunca recuperarás: tu tiempo. Tu tiempo, tus energías, tus conocimiento; es un bonito y admirable gesto de generosidad.
Y con este ambiente colaborativo comienza el taller, que consta de tres sesiones de dos horas, semanales. Tras dar a conocer la Escuela de Pacientes, su misión y sus valores, se debaten en grupo y se hacen dinámicas en torno a los diferentes aspectos de la enfermedad. Se aprende a planificar las mejoras por objetivos, se establece un "plan de acción", que en la siguiente sesión se pone en común en el grupo. Se comparten experiencias vitales, familiares, sociales, en el entorno sanitario.
Chari nos deleita con una increíble sesión de relajación con cuencos tibetanos que, tengo que decir, es magnífica y para muchas supone "un antes y un después" en su vida. ¡Gracias Chari!

Durante el taller se establecen lazos de unión, de solidaridad, que perduran en el tiempo. Muchas de las pacientes de Setenil de las Bodegas y Alcalá del Valle del taller del año pasado han mantenido contacto con la Asociación de Pacientes de Fibromialgia de Olvera, muy consolidada y activa, ya que en nuestras poblaciones no existe tal asociación. Fue muy emotivo cuando hace unos días se despedía un paciente que vuelve a su lugar de origen y me dice "Muchas gracias por presentarme a "&&&&". Su amiga, su cómplice, su apoyo, durante el tiempo que ha vivido entre nosotros.

También el año pasado desarrollamos otro taller para pacientes con Cáncer de Mama, y entre ellas a una le picó el gusanito y se ha preparado para ser formadora. Gracias Macu, por tu eterno entusiasmo. Eres un ejemplo para todas nosotras. Tienes mucho que ofrecer, y estoy segura de que para ti también será una experiencia enriquecedora.

Mi misión en el taller es el de colaboradora organizadora. Los médicos no pintamos nada en un taller de la Escuela de Pacientes, a menos que a la vez seamos pacientes. Pero facilitar que esto ocurra, tener la posibilidad de conocer mejor a mis pacientes y a otras personas fuera de la consulta, dedicarles mis energías y mi tiempo me parece importante y útil, y estoy encantada de hacerlo. Con cada taller aprendo a hacerlo cada vez mejor.

En nombre de todos me voy a permitir desde aquí dar las gracias a Rafael, director de la UGC de Alcalá del Valle, por su incuestionable colaboración y entusiasmo en los proyectos que vamos desarrollando, y por animarme y apoyarme a seguir adelante con otros nuevos: planeamos para otoño desarrollar un taller para Cuidadoras de Pacientes Crónicos, del que también daré crónica llegado el momento. Por facilitar las instalaciones del Centro de Salud y los medios que han sido necesarios; también agradecer al personal de la Escuela de Pacientes, de la Escuela Andaluza de Salud Pública de forma global, por su disposición y diligencia, por la excelente organización que hace posible que estas actividades sean una realidad.

Os dejo algunas fotos para que podais ver el ambiente en que se desarrollan las sesiones. Sólo me da pena no tener fotos de la relajación con cuencos tibetanos, pero es que estaba tan tan relajada...

















Igualmente, os dejo el vínculo para acceder a la web de Escuela de Pacientes, donde podeis encontrar toda la información sobre las actividades que se desarrollan, materiales utilizados, videos formativos e informativos, y blogs de utilidad para todos: Cocinar Rico y Sano y Seguridad del Paciente.

http://www.escueladepacientes.es/ui/index.aspx

http://www.escueladepacientes.es/ui/aula.aspx?stk=Aulas/Fibromialgia

http://fibromialgia-escueladepacientes.blogspot.com.es/




miércoles, 19 de junio de 2013

Me duele... desde la punta del último pelo hasta la uñita chica del pie

Así nos explican a los médicos cómo se sienten las pacientes de Fibromialgia. Con perdón de los pacientes con fibromialgia, en esta entrada voy a escribir en femenino por la apabullante mayoría de pacientes femeninas con esta enfermedad, sin desmerecer, sólo por simplificar a efectos gramáticos.

Desconcertante diagnóstico, desconcertante enfermedad, tanto para las pacientes como para sus médicos. Y digo sus médicos en plural y recalcando, porque la mayoría de ellas han pasado por múltiples médicos de diversas especialidades durante varios años antes de tener un diagnóstico claro.

La fibromialgia duele, y mucho. Porque hay una alteración de la percepción del dolor a nivel de los neurotransmisores cerebrales, que son las sustancias que se mueven por el cerebro pasando la información. Y duele en todo el cuerpo. Desolador.
Y da mucho cansancio, y da trastornos del sueño, lo que cansa más aún. Y parestesias, que es cuando tienes sensaciones raras en alguna parte del cuerpo: hormiguillas, adormecimiento, temblorcitos internos, cada cual lo describe de una manera.
Y con semejante panorama, como para que no se altere el humor: ¡pues claro que hay un trastorno del ánimo! si te levantas de la cama sin apenas haber dormido, como si hubieras descargado un trailer de sacos de cemento y doliéndote hasta el cuarto apellido, pues no estás muy contenta que digamos... y ahora lo que toca es enfrentarse al día que empieza, consciente de que algunas cosas te resultarán difíciles y otras imposibles.

Pero tienes buen aspecto, no pareces enferma. Tu familia, tus vecinos, tus amigas, no entienden por qué te quejas tanto cuando pareces que vas a vivir cien años más y terminas sacando fuerzas de flaqueza para hacer todas tus cosas y no fallar en tus responsabilidades.
Por eso nadie te entiende, nadie sabe lo que te pasa, que si estás deprimida, estresada, o eres una vaga, o quieres una paguita.
A veces tu médico tampoco te entiende. Tengo vergüenza corporativa cuando pienso en los médicos que aún creen que la Fibromialgia no existe y que la mujer que tienen enfrente es una loca pirula quejica. O al contrario, cuando pienso en el que tacha de fibromiálgica a toda paciente que se queja de un dolor que él/ella, en su infinita sabiduría y años de labor, no puede tipificar. O en que hasta hace muy pocos años, ni siquiera estaba reconocida como enfermedad por la Organización Mundial de la Salud ni estaba incluida en la Codificación Internacional de Enfermedades.

Por suerte todo esto va cambiando. La ciencia empieza a conocer y comprender la enfermedad, los médicos comenzamos a saber diagnosticar y tratar, y las pacientes comienzan a ver la luz y a saber lo que necesitan. La fibromialgia tiene criterios diagnósticos, es lo que es, no es todo lo que no sabemos qué es. No tiene cura, pero sí tratamiento. Se puede conseguir vivir mejor.
Por suerte, aparte del armamento tradicional de fármacos, fisioterapia, etc, cuentan con un gran recurso: los Grupos de Ayuda Mutua. Pacientes ayudando a otros pacientes, compartiendo inquietudes y soluciones. Apoyándose, asociándose, cuidando unos de los otros.Después de tanto desconcierto, y tanta incomprensión, es refrescante encontrar que no está una sola en la lucha contra la enfermedad.
En la Unidad en la que trabajo este año celebramos el II Taller de Fibromialgia de la Escuela de Pacientes, que dependiendo de la Escuela Andaluza de Salud Pública forma a pacientes para ser formadoras, gestiona, crea material y facilita, no, más, hace posible que estos talleres tengan lugar en cualquier punto de la geografía andaluza.
Y no sólo sobre Fibromialgia, sino sobre otras muchas enfermedades y situaciones o necesidades.
Si quieres saber más sobre la Escuela de Pacientes, y sobre la Fibromialgia, abre el siguiente vínculo y prepárate para quedar boquiabierto/a:

http://www.escueladepacientes.es/ui/nuestra_escuela.aspx

¡vuelve a una escuela en la que todo el mundo es bienvenido!

sábado, 15 de junio de 2013

La violencia y el alcohol

Ayer leía que el 80% de los casos de violencia doméstica y de género están relacionados con el consumo de alcohol y/o drogas.
No me resulta muy sorprendente, la verdad. Primero, porque el consumo de alcohol es generalizado y socialmente aceptado en nuestro país desde siempre; y segundo porque en general las personas minusvaloran la cantidad de alcohol que se bebe, en muchas ocasiones, a diario. No hay tantos consumidores de otras drogas, pero cualquier cantidad son muchos.

Volviendo al tema del alcohol, que es de lo que quiero que hablemos hoy, parece que las personas no se paran a pensar en la cantidad de alcohol que beben. Me remito a una conversación clásica de consulta:

-¿Bebe usted alcohol?
-Bueno, un poco, lo normal.
-¿Cuánto es lo normal para usted? Porque lo normal para mí es menos de cinco veces al año.
-Jeejee (risa con sordina y terminada en carraspeo nervioso). Bueno, yo que sé, bebo lo que cualquiera, un carajillo o dos por la mañana para quitarme el frío, una cerveza de litro, pero con dos amigos, ¿eh? antes de comer, dos botellines comiendo, o algunas veces dos o tres vasos de vino; y ya nada hasta por la noche, que me tomo unas pocas de copas de tio pepe con los parroquianos en el bar viendo el fútbol, y otros dos botellines en mi casa con la cena.
Total, ¿eso no es mucho no? que yo alcohol fuerte no bebo nada más que en las celebraciones, que yo soy sólo de vino y cerveza.

Mientras va hablando, intento ir haciendo la cuenta de memoria, pero es que sin calculadora científica me pierdo en las cifras grandes. ¿Eso es una cantidad normal?

Pues no señores, no es una cantidad normal. Si quieren, llámenle una cantidad habitual, porque por desgracia es bastante frecuente encontrar esta respuesta. Pero eso es una barbaridad de alcohol, diaria, así porque sí, sin siquiera estar en una celebración.
Y como no les salga en la analítica que tiene alguna clase de alteración, entonces se sienten reforzados, porque aunque su familia y su médico insista en que está bebiendo una cantidad exagerada de alcohol, "a él no le está afectando".
¿Seguro? ¿Quieres otra opoortunidad para reflexionar sobre eso?

Tu hígado aún no está dando señales de ello en la analítica, si es el caso, pero eso no quiere decir que no esté dañando. Sólo que el daño aún no se refleja en la analítica.

Tu bolsillo se está dañando, porque las copas no las regalan. Lo que te estás gastando en alcohol no está beneficiando a tu familia ni a ti mismo en forma de otros bienes o satisfacción de necesidades, en los tiempos que corren. Igual tu familia está sufriendo necesidades porque te estás gastando el dinero en el bar.

El tiempo que pasas bebiendo no lo estás pasando en casa, y las relaciones familiares se deterioran. Ellos están preocupados por lo que bebes y el tiempo que pasas en el bar, y tú no le das importancia y te irritas porque te dan la brasa, empiezan las discusiones, y para huir de las discusiones te vuelves al bar.

Como tus relaciones de pareja se están estropeando tanto y hace mil años que no haces nada con tu mujer, pues no te has dado cuenta de que "ya no es lo que era". La disfunción eréctil está a la vuelta de la esquina.

Y te pongas como te pongas, el alcohol es tóxico, es dañino para el cerebro, altera la conducta, y un día te la altera tanto que empiezas por insultar y amenazar, y terminas por golpear a tu pareja. O a tus hijos. Y esa situación quizás continúe hasta que alguno de ellos tenga el valor de denunciarte, entonces irás a la cárcel, perderás el trabajo y a tu familia porque eres un adicto. Entonces ya no serán copitas arropado por los colegas, serás un paria social y familiar.

¿Quieres ahora volver a pensar la respuesta antes de decir que "el alcohol no te está afectando"?

miércoles, 12 de junio de 2013

Alimentación Saludable y EjercicioFísico en Alcalá del Valle

Estuve yo la otra tarde en Alcalá del Valle, dando una charla sobre Alimentación Saludable y Ejercicio Físico.
Dando una charla o charlando, no sé, porque el ambiente fue muy divertido y participativo, y espero que los asistentes lo pasaran tan bien como yo.
El caso, que les dejé la dirección de este blog para ampliar lectura sobre lo que habíamos hablado, y sobre otros temas, y les invité a participar y a proponer temas.

Y después, pensando en esto, he pensado que les gustaría tener la presentación que usamos, para recordar algunas ideas y conceptos, y además de a ellos, a algunos otros que no pudieron ir, y a mis compañeros que se vean en la circunstancia de presentar este tema en sus poblaciones.

Espero que tanto a unos como a otros les sea útil.
Quería aprovechar la ocasión para agradecer a Rafael y a Gabriel por la inestimable colaboración y por facilitar que iniciativas como ésta puedan llevarse a cabo.
¡Saludos a todos!



sábado, 8 de junio de 2013

Los Donantes de Órganos y el Día del Juicio Final

Sólo he escrito el título y ya sé que esta entrada va a traer cola. Porque las cuestiones que implican creencias religiosas fácilmente dan lugar a polémica, pero para eso estamos aquí, para debatir.

Y este debate se abre después de una conversación en la consulta con una señora sobre este tema. Que su hija quiere hacerse donante de órganos, pero ella no la deja. Vaya por delante que su hija tiene ahora 17 años, con lo cual a día de hoy es hablar por hablar, porque hasta que no cumpla 18 no puede ser donante de órganos ni de sangre: hoy por hoy prevalece la opinión de la madre.

Una vez que le explico que es cuestión de unos meses que su hija tome la decisión que considere más adecuada, me intrigan sus motivos, y le pregunto. "¿Por qué no quieres que tu hija sea donante de órganos?"

Pensaba yo que me iba a decir que era como pensar que iba a morir joven, o porque le "rompieran" en cadáver antes de enterrarlo y que eso iba a ser traumático y desagradable, o algo por el estilo. Pero no: es porque le da miedo que su hija, el Día del Juicio Final, no entre en el Reino de los Cielos porque su cuerpo esté incompleto.
¡Vaya!
Ahora, ¿cómo lo hago? ¿Nos tomamos la descripción de lo que será el Día del Juicio Final literalmente, o metafóricamente? ¿Es éste el último papa? ¿Quién es el Anticristo? ¿Bajará Jesús sobre un caballo blanco? ¿Tocarán los ángeles la trompeta? ¿Debería saber dónde quedó la placenta del embarazo de mi hija? ¿Cuentan los cortes de pelo y uñas? ¿Y las amígdalas?
El Libro del Apocalipsis entero se me echa encima en cinco segundos.
Y me entran ganas de ponerme a rezar, esperando que Dios inspirara un libro alegórico y no realista, y que cuando llegue el Día del Juicio Final, considere que fui mejor persona y mejor cristiana por desparramar mis riñones, mi hígado, mis córneas, mis tendones, mi médula (o cualquier parte de mí que resulte útil el día de mi muerte), así como varios litros de sangre A positivo, y que eso ayudó a algunas personas a prolongar la vida que Él les regaló, porque


YO TAMBIÉN SOY DONANTE DE SANGRE Y ÓRGANOS

miércoles, 5 de junio de 2013

Sexo en la pubertad

Me hace pensar en este tema una conversación que he tenido recientemente con la mamá de una chica de 13 años, en la consulta.
Sin su hija delante.
Empezó el tema con sus anticonceptivos hormonales, y viró rápidamente cuando declaró su interés en que su hija los tomara en su momento.
Pero cuando me dice que su hija tiene 13 años es cuando me quedo pensando.

Lo primero, que tomar anticonceptivos hormonales a esas edades no es adecuado por los desajustes en el organismo, en las propias hormonas, que pueden causar.

Pero lo más fuerte, es esa madre enfrentando la posibilidad de que su hija de 13 años tenga relaciones sexuales completas.
Será cosa de cada cultura, sociedad y civilización, pero a mí me parece que con 13 años es pronto para tener relaciones sexuales completas.

El cuerpo no es maduro, ni anatómicamente ni hormonalmente. Me pregunto cómo serán las erecciones de los niños de 13 años. Me pregunto cómo enfrentan la penetración niñas que tienen remilgos a usar un tampón cuando tienen la regla.

Las relaciones de "pareja" con 13 años tampoco son maduras. Y yo sigo pensando que las relaciones sexuales deben ir de alguna forma ligadas a una relación emocional con la otra persona. no deben ser sólo la satisfacción de un instinto o de una apetencia física. Me cuesta entender que una relación con esa edad, el tipo de relación que se tiene a esa edad, dé lugar a relaciones sexuales completas.

Luego está el riesgo de embarazo y de contraer enfermedades de transmisión sexual, la concienciación a esa edad (inmadura, de nuevo) de la neesidad de utilizar métodos anticonceptivos de barrera en todas las relaciones sexuales y bien, desde el principio, si saben desempaquetar y poner bien el preservativo, dónde y cómo los consiguen. Porque yo hasta ahora no he visto a ninguno de esa edad comprando preservativos en la farmacia o en el supermercado.

Y es que psicológicamente a esa edad tampoco se es maduro. Sin querer irme del tema, los hay que tampoco lo son con más años, pero eso da para otra entrada.
La cuestión es, con qué reflexión, con qué intención, con qué responsabilidad, se toma a esa edad la decisión de mantener relaciones sexuales. Ahondando más, si realmente se toma una decisión o se dejan llevar por lo que creen que se espera de ellos, o lo que creen que hacen los demás.

¿Dan estas reflexiones para una conversación en casa en familia, para una conversación con los amigos, para una tutoría en clase?
Espero que sí.

sábado, 1 de junio de 2013

La fiebre es un número

Hoy os voy a contar mi batalla personal en la consulta diaria. Vaya, no es que sea nada grave, pero es algo que se repite diariamente, y como me parece importante, pienso utilizar todos los medios a mi alcance para conseguir mi objetivo.

Y mi objetivo no es otro que los adultos se pongan en termómetro.

No sé cómo será en otros sitios, pero donde yo trabajo, parece que una vez que uno/una ha hecho la comunión, ya no hace falta volver a ponerse el termómetro. Se sabe que se tiene fiebre porque la cara está roja, o porque tu madre te pone la mano en la frente; porque "uno se lo nota", porque tiene mal cuerpo, porque ha sudado mucho toda la noche y ha tenido escalofríos, porque duelen todos los huesos. O porque se te ha rajado el labio. Y con eso, ya no hace falta ponerse el termómetro.

Ironía pura. Pues con esos síntomas es bastante probable que se tenga fiebre. Pero la fiebre es la temperatura del cuerpo por encima de 38ºC, es decir, LA FIEBRE ES UN NÚMERO y todo lo demás es malestar general o síntomas de sospecha.

Tener fiebre o no es un dato importante para tu médico. No es lo mismo que no tengas ninguna fiebre, febrícula (la tradicional destemplanza), fiebre baja o fiebre alta. Y para saberlo, HAY QUE PONERSE EL TERMÓMETRO.
Vaya, igual que cuando recoges al niño de la guardería en el colegio y sale con los ojitos brillantes o dos velones colgando de la nariz, y le pones el termómetro corriendo casi sin haber sacado la llave de la cerradura de la puerta de tu casa. (Y después apareces en la consulta del médico porque el niño tiene 37.8ºC desde hace veinte minutos). Pues también tú, niño mayor, paciente adulto, POR FAVOR, ponte el termómetro. Tu médico a buen seguro te va a preguntar si has tenido fiebre. Sería de gran ayuda que pudieras dar una respuesta fiable. Tu tratamiento será más seguro si puedes aportar más información.