Páginas vistas en total

sábado, 27 de abril de 2013

Varios motivos para beber agua













Otra polémica del tiempo: hasta qué punto es importante beber el litro y medio o dos litros de agua diaria que recomendamos. Hay quien dice que nos estamos pasando con lo de beber tanta agua, y yo pienso que no es tanta. Aquí y ahora os voy a explicar mis argumentos, los beneficios del agua para nuestro metabolismo:


1.- El agua es necesaria como humectante, para mantener la piel suave y a la vez resistente. No sólo es más agradable al tacto, es que es menos vulnerable a picores, dermatitis, lesiones e infecciones.

2.- Beber agua ayuda a controlar el peso y evitar la obesidad. El organismo con frecuencia confunde el hambre y la sed, de forma que a veces comemos cuando el cuerpo lo que está pidiendo es líquido, y encima estamos metiendo calorías que no necesitamos.

3.- Al aumentar la ingesta de agua, necesitamos eliminar la sobrante en forma de orina, y con ella arrastramos múltiples toxinas del organismo. A la vez, mantiene activos mecanismos del cuerpo como la digestión, que facilita más aún la eliminación de los tóxicos por lo que se reduce el riesgo de sufrir enfermedades del hígado o del riñón.

4.- El agua es imprescindible para el metabolismo de músculos, tendones y cartílagos articulares, por lo que el agua es importante para evitar lesiones de los mismos y dolor, y facilitar la actividad física y la práctica deportiva.

5.- El agua evita el estreñimiento, al evitar el endurecimiento de las heces en el colon, lo que haría las deposiciones difíciles, escasas y dolorosas.

6.- El organismo requiere agua para todas sus funciones metabólicas, quiere decir que incluso si no hiciéramos nada en todo el día, nuestro organismo estaría consumiendo agua. Su déficit por tanto, con rapidez daría lugar a deshidratación, que afecta no solo a las capacidades físicas sino también a las cognitivas, el cerebro sin agua suficiente tiene peor desempeño intelectual y afecta a la conducta, en forma de irritabilidad por ejemplo.

7.- El agua es fundamental para la regulación de la temperatura corporal. El cuerpo necesita agua para enfriarse, tanto cuando le afecta el calor ambiental (por eso hay que beber más agua en verano), como cuando tenemos fiebre; el cuerpo gasta enormes cantidades de agua para poder bajar la temperatura.

8.- Además, cuando estamos resfriados y tenems mocos, el agua es lo que mantiene la mucosidad fluida y facilita su expulsión. De nada vale comprarse jarabes para los mocos si no se bebe agua. Si acaso los sobres o comprimidos efervescentes, que te obligan a tomarlos con un vaso grande de agua. Entonces, ¿te está haciendo efecto el medicamento o la cantidad de agua que tomas con él?

Entonces: ¿cuánta agua tenemos que beber?
Pues la necesidad básica se calcula según el peso: 30 cc por cada kilo de peso corporal. Eso supone 2.1 litros para una persona que pese 70 kilos. Las personas obesas tienen un mayor porcentaje de grasa corporal, y la grasa es más pobre el agua que otros tejidos, con lo que en teoría tendrían una necesidad basal menor; pero como por otro lado tienen más grasa que perder, y eso es bueno para su salud, "lo comido por lo servido": no les hago descuento a sus necesidades de agua. La cuenta es la misma.
Claro que, en cuanto se haga cualquier actividad deportiva, las necesidades se disparan: agua a discrección para los deportistas, durante la actividad deportiva incluso si dura más de 45 minutos. Mejorará incluso el rendimiento físico, vale la pena pararse unos segundos a beber.

Y ahora: ¿cómo lo hago?
Y es que, al que no tiene costumbre, pensar en beber dos litros al día se le hace un mundo. Piensa que no es tanto. 2 litros son 8 vasos. Reparte: 4 por la mañana y 4 por la tarde. Si no sueles beber en vaso, sino de la botella, ten una botella de dos litros de la que vayas rellenando la tuya pequeña, así sabrás cuánto estás bebiendo.
También valen recordatorios, como post-it o alarmas del móvil, hasta que hagamos el nuevo hábito, que dicen los expertos que se tardan 21 días.
El agua es aburrida. No sabe a nada. De acuerdo. ¡Dale sabor! unas gotas de limón, un endulzante natural tipo Stevia, mejor que edulcorantes artificiales. ¡Té verde! que además es rico en antioxidantes y es un quemagrasa natural, si te interesa la pérdida de peso. Hemos dicho té, no café. La cafeína tiende a deshidratar y altera el sueño si se toma en exceso.
Frutas y verduras. Sobre todo las frutas son alimentos con un alto porcentaje de agua en su composición. Eso, y sus bajas calorías, los convierten en excelentes y saludables tentempiés.

Finalmente: ¿cómo sé si estoy bebiendo suficiente?
Mira tu orina. Si estás bebiendo suficiente, no sólo irás al baño frecuentemente, sino que además la orina será clara, casi incolora a veces. Una orina escasa, de fuerte olor y oscura es, con más frecuencia, síntoma de deshidratación, se pone así al estar más concentrada, que de infección.



miércoles, 24 de abril de 2013

Hiperactividad-Déficit de Atención o simplemente un niño maleducado

TDAH son las siglas de este mal infantil del siglo XXI. Cada dos por tres se habla de ello, y con gran preocupación porque dicen que cada vez se diagnostican más casos. Más casos que se diagnostican, más niños medicados, yendo al psicólogo o al psiquiatra, medicados, al pediatra a controles de crecimiento por los efectos secundarios del tratamiento, y de nuevo medicados. Que si con descanso en fines de semana y vacaciones o tratamiento continuado.Miles de dudas y disquisiciones sobre la hiperactividad y los niños hiperactivos.
Yo siempre he pensado que hay muchas enfermedades que, no es que ahora se den más que hace unos años, es que se diagnostican más. Porque las tenemos presentes, porque los medios técnicos y las pruebas diagnósticas lo permiten, por el motivo que sea.
Eso lleva al siguiente pensamiento, que se sale del tema y da para otra entrada: si no es que estamos sobrediagnosticando y por ende, sobretratando. Pero eso quedará para otro día, voy a frenarme a tiempo.

El caso es que cada vez que un niño se porta mal y saca malas notas, aparece la pedagoga del colegio con una batería de tests y le dice a la madre que el médico se lo mande a Salud Mental porque el niño es hiperactivo. Curiosamente no es hasta entonces cuando la madre te dice, casi con las lágrimas saltadas, que el niño es más malo que la quina, que no puede con él en casa, "que no se hace caso de nadie" (sintáctica serrana).
Allá que va el niño a Salud Mental porque claro, quién no lo manda, vaya a ser que el niño al final sea hiperactivo y por no mandarlo le desgracie yo la vida.

Pero mientras relleno la hoja de derivación, no puedo dejar de pensar que, si tuviera más de cinco minutos por consulta, podría pararme a hablar con el niño, y con su madre, esbozar una breve biografía de su comportamiento y del de su familia. Así llegaría a averiguar que el niño no come fruta porque con 5 meses su madre no le daba la papilla "porque no la quería", que con dos años sus abuelos sucumbieron a todos sus berrinches porque les daba miedo que le pasara algo mientras sus padres trabajaban el día entero (los abuelos no han olvidado que el niño se ponía morado cuando lloraba en un "ataque de cojones" (más vocabulario serrano).
Que en casa no prueba las verduras, pero que en el comedor del colegio sí, que le pega a su madre cuando le contradice o le ordena alguna pequeña tarea. Que no hace los deberes porque quiere ver la tele, y lo castiga a su cuarto, donde tiene la nintendo y una tele. Que, como no hace los deberes, no se entera de lo que se da en clase; y, como no se entera, se aburre y se dedica a incordiar a los otros. Que se cree que es muy gracioso porque llevan toda la vida riéndole las gracias, desde la primera papilla que tiró al suelo hasta la primera ver que balbuceó "puta" a la vecina cuando su hermano mayor le enseñó a decir palabrotas para grabarlo con el móvil.

Resumiendo: no puedo dejar de pensar que el niño no es hiperactivo, lo que es un maleducado. Que hace lo que quiere porque no ha aprendido las consecuencias de no hacer lo que se le dice, pero que ha aprendido a salirse con la suya a base de numeritos y de enfrentar a múltiples figuras de dispar autoridad, mientras que ninguna de ellas la ejercía.
Que no aprueba las asignaturas porque no sabe el significado de la palabra "responsabilidad", y porque padres y maestros ya no son un frente común. Los maestros están para formar en conocimientos, no para educar, y los padres culpan a los maestros de las bajas notas de los hijos porque "no les enseñan bien".

Menos fármacos, menos psiquiatras y más autoridad parental. Que un par de castigos y un poco de sentido de la responsabilidad no han acabado con nadie. Dejemos que los maestros hagan su trabajo, y que los niños enfrenten un poco de fracaso propio.
A lo mejor así diagnosticamos de hiperactivos a los que lo son de verdad.

sábado, 20 de abril de 2013

Ejercicio físico y alimentación en mayores

Van tres entradas seguidas sobre actividades deportivas. No es que tenga un ataque de ortorexia, es que empieza la primavera, los días son más largos y va a peteciendo más hacer actividades al aire libre, con lo que el tema pega mucho en esta época. Apetece a todos, también a los mayores. ¡No sólo los jóvenes hacen deporte!

Pero los mayores tienen otras necesidades nutricionales, por sus características metabólicas, y otras habilidades físicas por las limitaciones que el cuerpo pueda suponer.

Si quieres cuidar tu alimentación:
- Haz cinco comidas ligeras al día.
- Come tres piezas de fruta.
- Incluye verduras en cada comida.
- Bebe un litroy medio de agua.
- Mastica bien la comida y disfrútala. Trata de comer acompañado, apaga la tele y habla.
- Ten en cuenta que debes comer más pescado que carne.
- No olvides incluir legumbres tres veces a la semana. Son ricas en proteínas de buena calidad, y en fibra.
- Utiliza siempre que puedas aceite de oliva virgen extra.
- No abuses de las comidas con mucha sal, azúcar o grasas.
- Evita fumar.

Incorpora el ejercicio físico a tu vida:
- Sube y baja escaleras.
- Sal y haz la compra.
- Cuida la casa.
- Camina 30 minutos a buen ritmo.
- Muévete después de la comida.
- Evita pasar demasiado tiempo delante de la tele o encerrado en casa.
- Disfruta de tus familiares y amigos.

-Si tu estado físico te lo permite: monta en bicicleta, practica actividades acuáticas, ¡baila!, pasea por tu barrio, realiza ejercicios de estiramiento y musculación.
Acude a los centros deportivos de tu barrio, a las piscinas municipales, a los parques, a las actividades de los distritos, de tu ayuntamiento. ELIGE LO QUE MÁS TE GUSTE, QUE ESTÉ A TU ALCANCE.

LA VIDA ESTÁ LLENA DE POSIBILIDADES, SIÉNTETE A GUSTO Y SÉ FELIZ

NO LO OLVIDES, SENTIRSE BIEN ES ESTAR EN FORMA, ALIMENTARSE BIEN Y TENER UNA ACTITUD POSITIVA ANTE LA VIDA 


Esta entrada está especialmente dedicada a mi padre, que hace un mes sufrió un infarto de miocardio del que gracias a Dios se está recuperando, para recordarle que los estilos de vida saludables son tan importante parte de un tratamiento como las medicinas que mandan los médicos. (Aaaaarrrgghhhh los médicos, ¡mientras más lejos mejor! Jajajaja) Te quiero, papá

miércoles, 17 de abril de 2013

Hay piojos en el colegio

La frase que cualquier mamá o papá escucha varias veces al año, mientras un escalofrío les recorre la espalda.
Los piojos pueden llegar a ser una pesadilla. Aunque son un clásico de niños, los adultos no se libran tampoco. Cualquiera puede estar infestado de piojos, sea el pelo largo o corto, aunque el pelo largo suelto lo que tiene es que contacta más con los pelos de los demás, con lo que se facilitan los contagios.
Aunque la mala fama es que se cogen piojos de no lavarse, lo cierto es que los piojos viven mejor en los pelos limpios, porque del pelo sucio se resbalan con más facilidad. ¡Mitos!
Otro misterio es por qué algunas personas nunca se infestan de piojo, mientras otras parece que atraen los piojos como con imán.

Empecemos a centrar: el abordaje de los piojos tiene dos facetas: la prevención por un lado, y el tratamiento por otro.
Es aconsejable revisar las cabezas de los niños periódicamente, de forma exhaustiva una vez a la semana, y más intensivamente en cuanto saltan las alarmas escolares. Pero aparte, aprovechas mientras peinamos al niño, al hacerle la raya, y más aún si se queja de picor, le vemos rascarse de continuo, si tiene el pelo revuelto, o si hemos sabido que su amigo o amiga más cercano/cercana tiene o ha tenido piojos. También podemos fijarnos en los cuellos de las camisas y en la funda de la almohada, que se ponen más oscuros de lo normal debido a las heces de los piojos.
Hemos de buscar tanto piojos como liendres. Las liendres son los huevos de los piojos, y pasarán de huevo a bicho en 7 días. Si los hallamos, hay que hacer tratamiento. Si no, podemos pasar a la prevención.

El tratamiento se basa en productos de lavado y post-lavado, de venta libre en la farmacia. Tu farmacéutico puede perfectamente aconsejarse sobre los productos que tiene a la venta, y es fundamental seguir escrupulosamente las instrucciones.
Por otro lado, en los días siguientes, peinar con una lendrera, que es un peine específico al efecto, es fundamental para retirar las liendres que queden, y evitar que eclosionen y se conviertan en piojos. Cepillar el pelo con un cepillo normal varias veces al día también es útil, porque estresa al piojo y lo rompe, con lo que reduce su supervivencia: el piojo roto no cría.
Normalmente el champú que compras se acompaña de otro producto de mantenimiento, para los días siguientes.
Como siempre, demasiada medicina no es buena medicina: un exceso de tratamiento es perjudicial porque reseca demasiado el pelo, irrita el cuero cabelludo y puede tener otros efectos secundarios.
Más recientemente han comenzado a comercializarse unas máquinas que destruyen al piojo por ultrasonidos, con lo que son más inocuos, aunque desgraciadamente más caros.
Tradicionalmente se ha dicho que hay que cortar el pelo: como hemos dicho, el pelo largo tiene más probabilidades de contagiarse por que estando suelto se acerca más a las cabezas de los demás. Una coleta, o mejor una trenza bien apretada es suficiente, así como educar a los niños a no juntar las cabezas, como hacen para ver algo, sea en el móvil como en el ordenador.
Si no encontramos piojos, ¡bien! hemos de seguir limpios de visitantes.
También encontramos a la venta productos que repelen los piojos o los hacen resbalar y caer: la esencia de árbol de té, el aceite de neem, el aceite infantil... hemos de ser constantes en su uso, o en un despiste nos vemos infestados. El cepillado frecuente, las revisiones habituales, el pelo corto o recogido, siempre ayudan, así como el uso de gorro en instalaciones comunes.
Para evitar el contagio entre los miembros del mismo hogar, cada uno debe tener su propia toalla, cepillo y peine. Y la funda de la almohada ha de cambiarse diariamente mientras dure el tratamiento.
Lo que sea posible, ha de lavarse en agua muy caliente; y lo que no, ha de cerrarse en bolsas de plástico durante 10 días (cascos de moto, de equitación, por ejemplo). Otras superficies que no pueden lavarse ni cerrarse en plástico, como la zona de apoyo de los sofás y sillones, cabeceros de tejido, etc, se pueden pulverizar productos que se venden al efecto.
Ya nos vamos preparando para la guerra contra el invasor...¡paciencia!

sábado, 13 de abril de 2013

Consejos para la exposición solar

La exposición al sol sin protección es un riesgo para su salud. En la piel, provoca quemaduras, arrugas, manchas y cáncer maligno. En los ojos, provoca cataratas. Para evitar estos riesgos, protéjase del sol. Estar moreno no es lo mismo que estar más sano. El bronceado de la piel es una forma de defensa de nuestro cuerpo frente a los rayos del sol.
¿Quiénes deben tomar más precauciones?
Los niños, las personas de piel blanca que se queman con facilidad, los que tienen muchos lunares, los que han tomado mucho el sol durante la infancia, los que han tenido algún familiar con cáncer de piel y los ancianos.
uni12_04_01
¿Qué puede hacer?
  • Busque la sombra. Evite sobre todo los rayos del sol entre las 12 del mediodía y las 5 de la tarde. No se fíe de los días nublados. Si está en la montaña, tenga en cuenta que la intensidad de los rayos solares es mayor debido a la altura y se puede quemar la piel en menos tiempo.
  • Protéjase con sombreros que cubran la nariz, los párpados y las orejas. Protéjase también con ropa ligera que cubra brazos y piernas. Utilice gafas de sol que bloqueen las radiaciones ultravioleta A y B.
  • Utilice protectores de la piel que contengan factores de protección solar frente a radiaciones ultravioleta A y B. Puede elegir del número 15, del 30 o incluso más alto. Cuanto más alto sea el número, mayor protección. Aplíquelos en toda la piel expuesta al sol 30 minutos antes de comenzar la exposición. No olvide los párpados, la nariz, los labios y las orejas. Si tiene poco pelo, aplíquese el protector también en la cabeza. Después será necesario que repita la aplicación cada 2 horas y siempre que sude mucho o se bañe.
  • Los rayos solares se reflejan en el agua, en la arena y en la nieve. Por lo tanto, debe protegerse también cuando esté dentro del agua, debajo de una sombrilla o en la nieve.
  • Si tiene alguna enfermedad de la piel o está tomando algún medicamento nuevo, consulte a su médico antes de exponerse al sol.
  • Si ya tiene una quemadura solar:
    • — Aplique sobre la quemadura paños húmedos y fríos durante 10 o 15 minutos varias veces al día para aliviar el calor y el dolor. Después, póngase una loción hidratante o gel de aloe vera.
      — Si aparecen ampollas, no las rompa.
      — Puede aliviar el dolor con medicamentos (paracetamol o ibuprofeno). Evite dar aspirina a los niños.
      — Proteja la piel quemada de nuevas exposiciones al sol hasta que se cure totalmente y durante varias semanas después.
uni12_04_02uni12_04_03
¿Cuándo consultar a su médico de familia?
  • Si tiene una quemadura solar con ampollas grandes y dolorosas.
  • Si tiene fiebre, escalofríos, náuseas, sensación de mareo o debilidad.

miércoles, 10 de abril de 2013

la comba, el hulahop, el cortahilos y otros tesoros perdidos

Llego al consultorio a las tres de la tarde, y pocos minutos después aparece por la consulta una "pacientita", sujetándose un brazo con la mano contraria. Y pienso "ya se cayó, vamos a ver si no se ha partido nada".

Cuál es mi sorpresa, cuando su mamá me cuenta que ha estado jugando a la comba en la clase de Educación Física, y que ha llegado a casa con dolor en el hombro derecho, cada vez más, y que ha llegado al punto de que no puede moverlo apenas nada.

¿¿¿¿Cómo?????

¡¡¡¡Digo!!!! Exploro a la pequeña, y tiene el hombro casi congelado. No me lo puedo creer, y por eso escribo esta entrada. Si una niña de 8 ó 9 años, sana por lo demás, se hace una tendinitis de esa magnitud jugando a la comba un rato en clase de gimnasia.... ¿qué hacen nuestros niños? ¿no juegan? ¿no corren? ¿es culpa de la tele, de las consolas, de los móviles, de los ordenadores?

Existe en todo el mundo más avanzado una severa preocupación por la obesidad, entre ellas la obesidad infantil. Hasta se dice que en unos años se espera que el 20% de los niños sufran diabetes. Comen muy bien, mejor que nunca, pero no hacen ejercicio. Pasan casi todas las horas sentados, en el colegio, haciendo los deberes, y luego viendo la televisión o jugando con la consola o en redes sociales. No queman las calorías, con lo que se ponen obesos. No ejercitan sus músculos, con lo que están fofos y débiles. Y se lesionan en lo más tonto.
La comba, el escondite, el cortahilos, juegos de gran actividad física que además desarrollan habilidades sociales, como la obediencia de las normas y la tolerancia al fracaso (aprender a perder, vaya); el hula-hop (tiene una cinturita que ole, ole, que te parece...), el elástico, el teje, el salto a piola, el matar (y a pesar de tener un nombre tan violento la mayoría hemos llegado a adultos sin pisar la cárcel o ir la psicólogo para controlar la ira)... juegos típicos de la infancia de los que ahora somos adultos, y parecen perdidos cuando se tienen que aprender en la clase, en el colegio.

Podríamos entre todos recuperarlos. Con que cada uno enseñásemos un juego a un niño o niña, y ellos a sus amigos, en unos meses podríamos haber recuperado algunas tradiciones infantiles, además de haber pasado algunas tardes divertidas con nuestros hijos, sobrinos, vecinos, da igual, y de paso hacer nosotros mismos también un poco de ejercicio, aunque sea para comprobar que los años no pasan en balde, y decir eso de que "los niños es que son de goma".

sábado, 6 de abril de 2013

herramientas de ayuda para la toma de decisiones

Qué título tan rimbombante, parecería que hoy he amanecido con mucha retórica. Pero no, esas palabrejas no las he inventado yo, así se hhaman unas herramientas de las que disponemos para ayudar a nuestros pacientes a tomar decisiones sobre su salud.

En concreto dos, que yo conozca. Para el cáncer de próstata y para el cáncer de mama.

¿Es que el médico necesita ayuda para tomar decisiones? Noooooo, bueno, a veces sí que necesitamos ayuda, lo que digo es que ésta no es una herramienta para el médico, sino para el paciente. 
Ya desde hace muchos años el paciente no es un ser pasivo que se somete a la autoridad del médico, "que es el que sabe lo que se hace". Entre todos intentamos promocionar la participación activa del paciente en las decisiones sobre su salud, al fin y al cabo es su vida y su cuerpo. Para ello, el paciente ha de estar adecuadamente informado. Por suerte, los pacientes en general cada vez disponen de más información fuera de la consulta, en televisión, radio, internet sobre todo, aplicaciones de móvil... de forma que cada vez vienen a la consulta más preparados, "con los deberes hechos": entonces es el momento de aclarar conceptos y despejar dudas.
Una vez informados de su situación de salud, ¿qué hacemos? A veces hay que tomar decisiones de tratamiento, porque para una situación puede haber diferentes opciones, todas ellas válidas desde el punto de vista clínico, y entran en juego las preferencias del paciente, sus valores, sus expectativas.

Ahí es donde estas herramientas entran en juego, son unas guías en forma de árbol de decisiones, con mucha información adaptada para la comprensión de cualquier persona sin formación específica sanitaria, en las que se tienen en cuenta todos los factores que hemos citado, para que el paciente, junto con su médico si lo precisa, tome la opción de tratamiento que le parezca más adecuada. Ayudan a centrar las ideas, a no dispersarnos en el mar de dudas que acompaña a la enfermedad.

Así que no te sientas solo frente a la responsabilidad, si te ves enfrentado a una decisión importante, pide ayuda a tu médico, que puede ayudarte a enfocar el tema y guiarte.

miércoles, 3 de abril de 2013

Cuando "pronto" es demasiado pronto

Me refiero en esta ocasión a la eyaculación precoz. Eyaculación precoz es cuando el chico eyacula antes de lo que él o su pareja desearían. Esto significa que el hombre ha perdido el control sobre el reflejo eyaculatorio. Vale que es un reflejo, pero hay cierta forma de control sobre el mismo, que se puede conseguir con entrenamiento.

La eyaculación precoz puede dejar al chico insatisfecho, o a la chica, o a ambos. Causa problemas en la relación de pareja, de hecho muchos chicos piensan que su pareja les va a dejar por este motivo. Las cosas hay que hablarlas, resulta que las chicas le dan menos importancia a la eyaculación precoz que los mismos chicos.
Finalmente, es una causa de malestar, cuando menos, y hay que intentar solucionar esto.
El abordaje tiene varios frentes:
Primero: descartar que haya una causa anatómica, física, que provoque la eyaculación precoz. Éstas son las menos de las veces. La gran mayoría de las veces las causas son psicológicas, emocionales. El chico se empeña en pensar que el problema está en su pene, cuando el problema está en el cerebro. Centrar la atención en los genitales no hace mas que empeorar el problema.

Segundo: reaprender. A veces la causa de la eyaculación precoz es un incorrecto aprendizaje. Hasta a eyacular hay que aprender. La mayoría de los chicos aprenden a eyacular a través de la masturbación, y una mala técnica de masturbación, las prisas, la presión por eyacular a toda costa... enseña al cuerpo a que hay que eyacular rápido, y eso es lo que hace. Por eso hay que desaprender a eyacular rápido para luego aprender a eyacular más lento.

Tercero: aprender a controlar el reflejo eyaculador. Para ello, hay que conocerlo primero. Se consigue con algunas de las técnicas que luego se explican. Cuando aprenden a identificar la sensación, es más fácil anticiparse a una eyaculación aún no deseada.

Cuarto: Contar con la colaboración de la pareja. No es imprescindible, ni tener pareja ni que ésta sea colaboradora. Pero ayuda mucho que así sea. Al fin y al cabo, la insatisfacción del problema, y el beneficio de su solución, es para ambos. Y hacer equipo frente a esto fortalece la relación de confianza y complicidad. La pareja puede ayudar mucho durante el entrenamiento como durante las relaciones sexuales, así como emocionalmente con el apoyo para que no caiga la autoestima del chico ni tema ser abandonado por su rápido desempeño sexual.

Quinto: relajación. En general, no sólo durante el acto sexual. La eyaculación sexual puede ser una expresión más de un problema de ansiedad y otro trastorno emocional. Técnicas de relajación, meditación, yoga, todo ayuda en busca de la serenidad.

En más detalle, podeis encontrar todos los ejercicios y técnicas en la web

www.precozeyaculacion.com

donde las explican muy bien, y así no me hago repetitiva.

Inciso: cosas que NO hacer:
Son consejos que andan en la calle, de malos "amigos". Me refiero al uso de drogas,legales o ilegales para evitar la eyaculación precoz. El alcohol, la marihuana, la cocaína, reducen los reflejos cuando se consumen, y el reflejo eyaculatorio no es la excepción. Se retarda como los demás. Pero no lo controlas, sólo estás engañando a tu organismo, y a un precio muy alto (y no me refiero al económico, sino al daño de la salud).
El uso de cremas anestésicas reduce la sensibilidad del glande, pero tienen un riesgo sobre la circulación de la zona, si se usan en exceso. Tampoco es adecuado. Si se quiere reducir una excesiva sensibilidad del glande, mejor usar un preservativo.