Páginas vistas en total

sábado, 29 de diciembre de 2012

Colaborar en las tareas domésticas

O quizás mejor debería decir "participar de las tareas domésticas".
Finalmente, lo que quiero evitar a toda costa es el clásico y retrógrado pensamiento de que las tareas domésticas son labor de la mamá, y que los demás la ayudamos.
Mi intención con este post es reflexionar sobre esto más que otra cosa, sobre el hecho de que el cuidado y mantenimiento de la casa donde uno vive es tarea de todos los que viven en la casa.
Hay dos formas de participar en el mantenimiento de la casa: traer dinero para el sustento de todos, o cuidar de la vivienda y realizar las tareas comunes. Esta concepción de lo doméstico hace que para mí sea natural que quien trabaja fuera de la casa a cambio de un sueldo, tiene menos tiempo para realizar otras labores, como es natural.
Pero la casa hay que cuidarla, y hemos de hacerlo entre todos. Hay que mantenerla limpia y ordenada, con los aparatos funcionando, debe haber comida en la nevera y hay que prepararla para que se convierta en un alimento.
Hay, por tanto, ocupaciones para todos los gustos. Cada casa es un mundo y en cada una el reparto de responsabilidades se hace de forma diferente: como digo, el que trabaja fuera tiene menos tiempo para tareas domésticas. Y además parece justo incluir en el reparto las preferencias personales de cada uno. Y la edad. Y las habilidades, y los conocimientos.
Porque un niño de 10 años es perfectamente capaz de hacer su cama, de barrer, de recoger y de hacer pequeños recados en la tienda de la esquina. Es algo más difícil fregar los platos o limpiar el polvo. Planchar la ropa requiere algo más de madurez para evitar accidentes tipo quemadura. Pero no así doblar ropa y distribuirla a sus dueños para que la guarden. Ni que decir tiene la mayor dificultad de arreglar un enchufe, retapizar una silla o colgar un cuadro. Esas son cosas de adultos.
Siempre hay un miembro de la familia que se responsabiliza personalmente del mantenimiento de la casa, eso es inevitable. Y suele ser la madre de familia. Me parece justo, que la responsabilidad de ciertas tareas sea adjudicada a cada persona en concreto, de forma que no haya que andar simepre buscando quien las haga. Así cada cual sabe lo que tiene que hacer, y los demás también. Cada uno sabe qué se espera de él y por tanto, cuando ha terminado con esas acticidades.
Lo que aconsejo es que padres e hijos se sienten y conversen, hagan tratos y definan su papel en sus labores domésticas.
¡suerte!
PD.: yo también odio limpiar los cristales

sábado, 22 de diciembre de 2012

¿Tomas algo para ser feliz?

Sí, tomo decisiones.




Esta vez sólo vamos a hacer una recopilación de frases sobre decisiones, indecisiones, dudas, soluciones, incertidumbres...

"Para disipar una duda, cualquiera que fuera, se necesita una acción".
"La peor decisión es la indecisión".
"Donde hay una empresa de éxito, hubo alguien una vez que tomó una decisión valiente".
"La madurez no se refleja en el tomar decisiones acertadas, sino en vivir con las ya tomadas aun y cuando no sean acertadas".
" La madurez consiste en no culpar a nadie de tus propias decisiones".
" No tengo miedo de tomar decisiones, tengo miedo de sus resultados".
"Lo malo es fácil de hacer, lo bueno es fácil de hacer, lo difícil es tomar decisiones".
"Las decisiones y los actos humanos están impulsados por una indescifrable mezcla de lógica, instinto y emotividad. Por ello, la persona suele ser conocedora de lo que hace, pero no consciente de su significación, consecuencias e influencia".
" Tomar decisiones pensando primero en nuestra conveniencia, no es egoísmo, es proteger nuestra integridad y procurar nuestra felicidad.".
" Las decisiones, por mas difíciles  y dolorosas que sean, causan mayor satisfacción cuando se toman en obediencia a nuestro propio respeto".
" Un hombre tiene que escoger. En esto reside su fuerza: en el poder de sus decisiones".
" La libertad, al fin y al cabo, no es sino la capacidad de vivir con las consecuencias de las propias decisiones".
"

miércoles, 19 de diciembre de 2012

Va de pelis: "Te doy mis ojos".

Te doy mis ojos es una película española de 2003 dirigida por Icíar Bollaín acerca del tema de la violencia contra la mujer.

Pilar huye en plena noche de su casa , situada en un barrio periférico y residencial de Toledo; lleva consigo a su hijo de unos ocho años. En su huida busca refugio en casa de su hermana, una restauradora de arte que lleva una vida independiente al lado de su pareja escocesa, ambos residen en la parte vieja e histórica de Toledo.
Pilar es una víctima más de los malos tratos conyugales, que intenta rehacer su vida y empieza a trabajar como cajera de visitas turísticas en la iglesia que alberga el cuadro El Entierro del Conde de Orgaz. A través de su nuevo trabajo comienza a relacionarse con otras mujeres. Antonio, su marido, emprende su busca y su recuperación, promete cambiar y busca ayuda en un psicólogo. Pilar le da otra oportunidad a su marido, con la oposición de su hermana, que es incapaz de entender su actitud.
A pesar de los esfuerzos de Antonio por seguir los consejos de la terapia, su personalidad violenta e inseguridades le pueden y acaba desnudando y humillando públicamente en un balcón a su mujer.
La película termina con un final abierto en el que Pilar, escoltada por sus compañeras de trabajo, recoge sus cosas del domicilio para emprender una nueva vida, mientras Antonio la mira pensativo.

Fue una película muy premiada aquel año: 7 Goyas y 2 Conchas de Oro en el Festival de Cine de San Sebastián aquel año2003, más el premio del Círculo de Escritores Cinematográficos.

Me parece una película digna de ver para plantear una tertulia sobre el tema. Podríais sugerirla a vuestro tutor como actividad, y luego plantear un debate o hacer alguna clase de trabajo sobre ella.
¿Quién se apunta?

sábado, 15 de diciembre de 2012

Diabetes infantil, diabetes tipo I

La diabetes , Diabetes Mellitus es su nombre completo, es una enfermedad del metabolismo de los hidratos de carbono, por el que no se metabolizan bien los azúcares por falta parcial o completa de insulina. Bueno, hay quien piensa que es una enfermedad de mayores. Y es más frecuente en mayores, por agotamiento del páncreas, que es la glándula que segrega la insulina .

Pero hay formas infantiles, genéticas, y frecuentemente hereditarias. Es a veces difícil explicar a un niño lo que es la diabetes, por qué no puede comer chucherías, por qué tiene que pincharse la insulina...
A Rocío le han dicho hoy que es diabética. Y ahí anda hecha un lío, porque con 10 años es difícil entender algunas cosas.
Para eso, y como forma de ayuda, hay varias herramientas en internet. Voy a dejaros aquí los vínculos para que podais echarles un vistazo:

https://www.lillypro.es/diabetes/Pacientes/el-rincon-del-diabetico-tipo-1

Esta es la mejor herramienta que he encontrado hasta el momento, específica para pacientes recién diagnosticados de diabetes tipo I, que es de la que hablamos. Con una presentación agradable para niños, simulando un juego, pacientes y sus familiares aprenden a conocer la enfermedad y su manejo.
En cuanto encuentre otras también buenas, las posteo.
¡Animo!

miércoles, 12 de diciembre de 2012

Un bizcocho pobre en grasas

Esta tarde Esmeralda, una de mis pacientes, me ha dado la receta del bizcocho que le hace a su marido para que meriende y no le suba el colesterol, porque no lleva ni aceite ni mantequilla. Yo no he probado la receta, pero lo haré y os cuento qué tal sale. Os la paso, por si quereis probarla:
Ingredientes:
4 huevos
1 yogur desnatado de limón
1 sobre de levadura en polvo
1 vaso (del yogur) de azúcar
3 vasos (del yogur) de harina de repostería
un poco de leche desnatada.
Preparación:
batir los huevos, claro que si montas las claras se quedará más esponjoso, pero no es imprescindible. Se le añade el yogur, el azúcar y el harina con la levadura en polvo y un chorrito de leche desnatada y se bate todo muy bien, y al horno.
El tiempo de cocción y la temperatura dependerán de tu horno, consulta las instrucciones generales o sigue las indicaciones de otras recetas de bizcocho que hayas probado.

Me queda probar qué tal quedaría con edulcorante en polvo en lugar de azúcar (la mitad de volumen o un poco menos), para que también fuera apto para diabéticos.
En cuanto pruebe la receta, la comento. ¡Que aproveche!

sábado, 8 de diciembre de 2012

Ejercicios fortalecedores de cuádriceps

Esta entrada de hoy también está dedicada. Dedicada a mi papá, que es el que me ha pedido específicamente estos ejercicios. Estos ejercicios son muy adecuados para personas mayores, ya que al ser el músculo más grande y más potente de la pierna, es capaz de compensar y ayudar al resto. Es imprescindible mantenerlo en forma cuando vives en zona de sierra, donde las calles son cuesta arriba y cuesta abajo.
Es además el músculo que antes se pierde durante una inmovilización prolongada, por ejemplo por una escayola. Es vago, este músculo, también es difícil de recuperar, por eso la constancia es un requisito imprescindible.
¡Vamos allá!

Fundamental hacer el ejercicio con la pierna colgando, sin apoyar en pie en el suelo ni en ninguna otra superficie. Vale sentarse en la encimera de la cocina, y también vale simplemente cruzar las piernas. Consiste en elevar la pierna hasta poner la rodilla completamente recta, sin utilizar la cadera, y mantener la postura lo que se pueda, unos segundos al menos. Luego volver a relajarla, y sin cesar el movimiento, volver a hacer la elevación. Diez repeticiones está bien, más está mejor. Dos veces al día está bien. Más veces al día es mejor.
Cuando este ejercicio lo hagas con mucha facilidad, pasamos a la siguiente fase: cuelga un peso de un kilo de tu tobillo, y sigue con las repeticiones como hasta ahora. Volverá a costar trabajo, por la carga de peso. Así ejercitas más.
Hay otro ejercicio para fortalecer el otro extremo del cuádriceps, en la cadera. Se hace muy fácilmente a casa: sube un pie al asiento de una silla haciendo todo el trabajo desde la cadera, sin ayuda de la rodilla, y aguantando el peso de la pierna entonces. Igual 10 repeticiones, mejor más repeticiones, dos veces al día, mejor más veces al día.

Hay otra forma de hacerlos, para los que están inmmovilizados con una escayola hasta arriba y no pueden doblar la rodilla: consiste en hacer como si quisieras pegar la rodilla a la cama en la que estás tumbado, realmente gracias a la escayola no harás el movimiento, pero el músculo trabajará igual.

¡Suerte y al toro!

martes, 4 de diciembre de 2012

Va de libros: "La princesa que creía en cuentos de Hadas"

Hace ya un montón, desde los orígenes del blog, que no comento ningún libro. Entonces fue "El Caballero de la Armadura Oxidada", y hoy en su línea, "La Princesa que Creía en Cuentos de Hadas", de Marcia Grad.
Es un libro de autoayuda escondido en un extraordinario relato. O un extraordinario relato disfrazado de libro de autoayuda.
En este caso nos narra la historia de una princesa educada de forma estricta por sus padres los reyes, severos e inflexibles. Victoria, la princesa, sueña con ser rescatada por un príncipe encantador, como en los cuentos, que la saque de esa vida de tedio y normas. Pero... hete que llega el rescate, y resulta que el príncipe no es tan encantador. ¿Y ahora qué?
Aconsejada por un sabio búho, emprende un viaje por el Camino de la Verdad, que simboliza la evolución en cada uno de nosotros cuando empezamos a diferenciar la realidad de la ilusión, aprendemos quienes somos, cómo es la vida y cómo hacer que los sueños se conviertan en realidad.

"-Me temo que mi corazón está roto -le dijo emocionada la princesita con la mirada baja
-Tu propio diagnóstico es correcto.
-¿Puedes arreglarlo? Me refiero a mi corazón.
-En realidad no, pero sí que puedo ayudarte a que tú misma lo compongas.  ..."

Está para descargar, libre y legal en:
 http://bibliocomunidad.com/web/libros/LaPrincesa%20que%20creia%20en%20los%20cuentos%20de%20adas.pdf

si teneis eBook o tablet. Si no, lo querréis en papel para llevarlo a todas partes y releerlo y prestarlo...¡que circule!


sábado, 1 de diciembre de 2012

El peso de las mochilas

Esta entrada parece fuera de temporada. El tema es un clásico de Septiembre de cualquier año, pero ya se sabe que yo no voy a la moda.
Las pediatras del centro de salud de Villamartín están haciendo un estudio descriptivo sobre el peso de las mochilas de los estudiantes de Primaria de la localidad. Quiere decir, que nos van a contar cuánto pesan las mochilas de los estudiantes de Primaria de Villamartín. Sin desmerecer el estudio, voy a adelantarme a los resultados: las mochilas de los estudiantes de Primaria de cualquier parte pesan una barbaridad. Y eso se hace extensivo a los estudiantes de Secundaria también. Supongo que en Bachillerato pasará tres cuartos de lo mismo.
Los periódicos hablan, los blogs hablan, las madres en las puertas de los colegios hablan de ello. Pero, ¿hay medidas al respecto?
Se aconseja que el peso de la mochila no exceda el 15% del peso corporal del que lo carga, los médicos reducimos la cifra al 10%. Por ejemplo, un chico o una chica de 30 kg no debe cargar más de 3 kg en su espalda. ¡Cualquier mochila, a ojo, excede ese peso! Los vemos andando por la calle y parece que en cualquier momento van a caer sentados de culo.
Aconsejan que no lleven peso superfluo. Aconsejan que hagan deporte con regularidad para que sean capaces de soportar esa carga. Pero lo cierto es que la carga es excesiva sin llevar lo superfluo, porque tienen que llevarlo prácticamente todo todos los días: de cada asignatura un libro y un cuaderno grande, un estuche con lápices, bolígrafos, rotuladores, el juego de reglas, el compás, algunos días la flauta, y muchos otros, el portátil. El tentempié del recreo competa la carga diaria. Y en nuestra zona, añade las cuestas arriba y abajo, es una zona de sierra. Tendrían que hacerse culturistas para que su espalda soportara esa carga sin resentirse...¡pero no! el ejercicio con pesas no se recomienda antes de la finalización del crecimiento puesto que frena el desarrollo del hueso en longitud, así que se descarta esa opción.
Otra genial idea es la de a mochila con ruedas. Cosa que estaría bien si tu clase está en la planta baja, pero sueña con subir a peso el trolley por las escaleras del instituto una o dos plantas rodeado por una marabunta de estudiantes que se precipitan hacia sus clases... o destroza las ruedas antes del 4 de octubre, por decir algo. Igual la mochila termina bajando sola de nuevo hasta la planta baja.
No lo termino de ver. La solución ha de ser de base. Hay que reducir el peso de lo que han de llevar en la mochila.
Los libros de mi hija el año pasado venían por fascículos trimestrales. ¡Genial idea! Ya en libros iba un tercio del peso. ¿Dónde están este año? ¿Es que la idea era mala? Lo cierto es que hay una idea mejor: el libro electrónico. Más que probable que el cheque-libro cubriera el gasto del mismo, en lugar de tanto papel. Y se gasta una vez por cada estudiante, no cada año. Como con los portátiles, el que lo rompe, lo paga. Con todos los libros de texto instalados desde origen, así no hay confusiones con los libros que se encargan. Si un maestro cambia de opinión a última hora, con instalar el nuevo y desinstalar el antiguo es suficiente. ¿Y qué hacen ahora los libreros en Septiembre? ¡Pues instalar los libros en el eBook! Debidamente autorizados por la Consejería de su Comunidad Autónoma, por supuesto. Quizás con los más pequeños sería arriesgado usar este aparato, pero también sus libros son menos y más ligeros.
¿Qué hacemos con los cuadernos? No me parece tan complicado que se lleve un solo archivador de anillas con las hojas de las actividades del tema que se está dando de cada asignatura, y unas pocas hojas en blanco para el día. Si hay que entregarlas al maestro, en una subcarpeta con fasteners bien identificada estará perfecto. Y los temas terminados se guardan en casa bien ordenados.
¿En serio es tan complicado?
¿Qué hacemos ahora al respecto? Se me ocurre proponer a las AMPAs que lideren en sus respectivos centros una iniciativa para que estas medidas sean adoptadas de forma generalizada. Entonces me podré creer que en realidad la sociedad está preocupada por las espaldas de los adolescentes.
Acabo de pedir a mi hija que pese su mochila ya preparada para mañana. 7.4 kg. 10% exacto de su peso corporal (y es que mi hija ya es más grande que yo). Puedo descansar contenta, mañana cumplimos con las recomendaciones. Algunos días ha llegado a pesar más del doble.